El gato con sombrero

gato con sombrero
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

-03/07/2016-

-El gato con sombrero-

 

El gato cruzó la ciudad como un rayo sobre los tejados. En sus fauces sostenía un sombrero de ala ancha que se bamboleaba con cada salto. Cuando llegó a la catedral, se detuvo antes de descender hasta la calle adoquinada. Ya en el suelo, se lamió una pata y de pronto el felino tomó la forma de un apuesto caballero vestido con un traje azul oscuro. Tras sacudirse el polvo de la ropa, se colocó el sombrero y…

Por Javier Ruescas.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Filtrar por::   Más Reciente | Más Antiguo | Más Votado
Miembro
1 año 2 meses

… comenzó a caminar calle abajo. La inquisición ejercia más presión que nunca, se habían visto demasiados casos de transformaciones y desapariciones inexplicables. El astuto caballero sabía que debía pasar desapercibido, cada noche se transformaba en felino y en caso de ser capturado la verdad se descubriría y no solo se compromotería a si mismo, si no que pondría en peligro a sus compañeros.
La luna brillaba y sus ojos relucian con luz blanquecina y fondo animal. Pero de pronto, gritos y voces se comenzaron a escuchar, cuando quiso darse cuenta, estaba rodeado de antorchas y armas. Le habían descubierto y estaba rodeado. Pero no le podían capturar…

Miembro
1 año 2 meses

… los inquisidores, por aquella época, estaban demasiado cegados por el fanatismo y el odio. Las armas y la violencia no eran garantía de éxito, ni tampoco lo eran sus rezos ni amenazas. El felino sabía que si escapaba, los inquisidores tardarían poco tiempo en dirigirse contra otro sospechoso a quien multar, censurar o hacer pasar por la horca. Lo único que hizo fue correr y escapar a pesar de las llamas que caían sobre su pelaje, hasta que logr subirse a un tejado para rápidamente introducirse por la chimenea de una casa. Resultó que era una de las casas más nobles la ciudad. Cuando cayó por la chimenea, vio la casa vacía y recobró su forma humana. Sin embargo, alguien encendió la luz…

Miembro
1 año 2 meses

… era la hija del noble que allí vivía, una muchacha de tez clara y cabello oscuro, que cuando le vio no dudó en preguntar “¿Quién es usted y qué hace en mis aposentos?” El joven, asustado de que sus aún ojos felinos le delatarán, agachó la mirada pero ya era tarde, la joven se había percatado de ellos y le tranquilizó “no temas, soy como tú, no voy a delatarte”. En ese momento él levantó su mirada y observó sus felinos ojos verdes, señal de que no sólo decía la verdad, sino de que hacía menos de diez minutos había recobrado su forma humana, y no dudó en caer de rodillas e implorar ayuda “necesito donde quedarme esta noche, los inquisidores me acorralaron pero les dí esquinazo” entonces…

Miembro
1 año 2 meses

se escuchó que alguien tocó la puerta, para mala fortuna de ambos, eran los inquisidores. Inmediatamente la joven dama supo que hacer, pues sabía que algún día pasaría, miró al caballero seria y le dijo: “Aún no conozco muy bien su persona querido forastero, pero sé una cosa, esta noche no nos atraparán”. Así que los dos, convertidos en felinos, se encaminaron a la ventana para salir rápidamente, lograron llegar a un callejón oscuro cerca de un río, las antorchas se miraban como pequeños puntos rojos a lo lejos, por lo pronto pensaron los dos, se encontraban a salvo. De nuevo tomaron su forma humana, el caballero pudo admirar mejor los ojos verdes felinos de la joven noble, a pesar de todo..

Miembro
1 año 2 meses

… Los dos en su forma humana y con los ojos aún brillantes, se dirigían hacia quien sabe dónde tomados de la mano sabiendo que sus vidas no serían iguales, tendrían que escapar y vivir escondidos para siempre, una vida que no era vida, una vida de inseguridad y miedo eterno.

Pasados unos meses se encontraban en un bar ya muy lejos de la ciudad que alguna ves llamaron hogar cuando ven a un hombre alto y de aspecto muy extraño entrar por la puerta de este bar, los dos lo supieron casi al instante de verlo…

Miembro
1 año 2 meses

…Que era de los suyos, pero al contrario que ellos dos, los ojos de aquel hombre no brillaban, parecia como si alguien les hubiese quitado la luz. El caballero se acerco a la barra muy cerca de donde ellos estaban. Al acercarse aun se podian apreciar restos de la transformación, es decir, que esta habia sucedido hacia poco. Habia restos de un pelaje gris, como sus ojos, por las manos, pelos que intentaba tapar con movimientos rapidos, frotandose las manos o bajando las mangas de su gabardina. La muchacha y el hombre se miraron preguntandose que debian hacer pero en ese momento…

Miembro
1 año 2 meses

… el forastero se les adelantó “permitidme la intrusión pero, ¿podrían hacerme compañía?” Los dos jóvenes se quedaron estupefactos, ya era peligroso ir los dos juntos como para tres, pero qué más podían hacer, sus conciencias no estarían tranquilas si no le ayudasen, “claro señor no hay problema alguno”, declaró el joven pues su bella acompañante aún no salía de su asombro, “muchas gracias joven. ¿Y qué trae por estos lares a tan joven pareja?” Ambos se miraron,¿qué debían decir, acaso les había descubierto? No, eso era imposible hacía horas desde que recobraron su forma humana, pero entonces ¿por qué aquel forastero pareciera saber su secreto? Se dieron cuenta que les miraba intrigado y..

Miembro
1 año 2 meses

…el hombre en la barra se dio repentinamente la vuelta mirándolos a los dos tan fijamente como sus ojos se lo permitían, no sabían cómo pero él lo sabía, sabía su secreto.

Se acercó lentamente a ellos, y sentó a lado del hombre, del gato, de el, susurrándole algo al oído, la muchacha no entendía lo que sucedía pues no escucho nada.

El hombre, se alejó de ellos y le guiñó un ojo a la muchacha marchándose tan rapido como llego dejando tras de él un rostro en el muchacho que representaba el miedo, no podía creer lo que le dijo

-¿qué pasó? – preguntó la muchacha

Miembro
1 año 2 meses

Pero no había tenía tiempo para responder, tenían que escapar y rápido.
Cogió a la muchacha de la muñeca y salieron disparados por la puerta del bar.
Corrieron hasta llegar al pequeño claro del bosque , el joven suspiró pensando que por fin estaban a salvo pero al tiempo que se daba la vuelta para comprobar que ella estaba bien, la joven ya yacía muerta sobre un charco de sangre, los tenían acorralados.

Miembro
1 año 2 meses

Los inquisidores los tenían rodeados, la respiración del muchacho se agitaba y su pecho no dejaba de agitarse -Que tonto pensar que podías haberte escondido- dijo uno de ellos saliendo de entre la multitud
-de entre todos ellos, nunca pensé que tú me…- respondió el joven sin poder terminar la frase
-¿mataría?- la dijo el hombre interrumpiendo -¿por qué?- preguntó
– porque dijiste que siempre me apoyarías, papá- respondió el muchacho conteniendo las lágrimas -nunca a un monstruo como tú- respondió el hombre levantando el arma que sostenía en la mano derecha. Un sentimiento horrible recorrió el cuerpo del muchacho, un sentimiento de traicion y dolor, pero al mismo tiempo de odio…

Miembro
1 año 2 meses

De pronto y sin previo aviso, el chillido de un ave retumbó en los oídos de los atacantes. El muchacho miró al cielo para toparse con unas alas enormes y espectaculares. El muchacho aprovechó la confusión para transformarse rápidamente y escapar. Sin embargo, una sombra seguía rodeandole por más que corriese. Entonces y sin mirar atrás, sintió las garras del águila tomarlo y retomar el vuelo. No tardaron mucho en llegar a una montaña y entrar por un agujero que había frente a ellos. Ya en tierra ambos se transformaron y él pudo ver la verdadera forma de quien le salvo. Era…

Miembro
1 año 2 meses

Su madre, él no podía creer lo que estaba frente a sus ojos. De niño siempre le habían dicho que su madre había muerto por una enfermedad incurable, pero ella estaba ahí. Se acercó a él, le secó con el pulgar una lágrima que resbalaba por su mejilla, lo miró compasiva y dijo…

Miembro
1 año 2 meses

“No te preocupes, hijo mío. Ahora estas en un lugar mejor”- él simplemente no pudo aguantar mas y se rompió a llorar, por la muerte de su amiga forastera y por la emoción de saber que su madre no estaba muerta, que estaba ahí con el, consolándolo cual bebé. Tras recuperar aliento y la voz logro preguntar “¿Madre, como es esto posible? eres un águila muy hermosa, pero ¿desde cuando? ¿Como…?” la madre lo interrumpió en media pregunta “Sé que es difícil, y lo siento mucho hijo mio, pero debes entender; ustedes los felinos no son los únicos animagos de este mundo y mucho menos de esta dimensión. y perdóname hijo, nunca fue mi intención heredarte esta maravillosa desgracia.”

Miembro
1 año 1 mes

¡SANTIAGO! Grito su madre, pero el no respondía estaba desconcertado,sabia de otros felinos (como los había llamado su madre), pero nunca imagino que hubiesen otras especies de animagos y mucho menos otras dimensiones, el mundo comenzó a darle vueltas, su madre, sus compañeros que tal ves ya lo habían dado por muerto, Alice, aquella extraña que le ofreció su morada y ya no estaba, todo eso y mas paso por su mente en cuestión de segundos todo lo que conocía se desmoronaba ante sus ojos, nada tenia sentido, ¿que significaba todo eso? Pensó en que su padre tambien era un animago, o por lo menos eso parecía por sus ojos felinos y en por que lo seguía, por que ayudaba a los inquisidores pero…

Miembro
1 año 2 meses

La muchacha respondio sin pensarlo.
-Quédate aqui
Sus ojos se habian paralizado en los ojos del muchacho animago.
Pero que habia hecho!?, si su padre lo encontraba la mataría! , demasiado tenia con proteger a su hija y hacer que nadie se entere de sus transformaciones, ahora habia alguien mas a quien proteger.
La muchacha le pidio al invitado que se transformara, y asi durmio con ella abrazados.un gatitio y una muchacha.

Miembro
1 año 2 meses

Tomando de imprevisto al podre caballero, pero cuando miro al causante que encendió la luz se quedó impactado pues nuca había visto una belleza tan impactante como la de aquella dama que ingresaba en aquel cuarto donde él misterioso caballero se encontraba, cuando la joven dama se percató de la presencia de aquel hombre…

Miembro
1 año 2 meses

… simplemente sonrió. Cualquier vistazo avispado hacia aquella figura misteriosa habría bastado para dar a entender que no se trataba de una persona normal. Pero por fortuna, la calle se sumía en un silencio que parecía hasta cómplice de la figura. Como si ese silencio le sonriera con la diversión típica en un niño que acababa de realizar una travesura. Y por ello la figura le devolvió aquella sonrisa y sus botas de cuero resonaron sobre los adoquines, dejando que su capa ondease tras él con la elegancia digna de un felino, para gran ironía. La figura tenía un destino, y ese mismo no se encontraba lejos. Sin embargo la sonrisa abandonó su semblante al girar la esquina y …

Miembro
1 año 2 meses

continuó su viaje. La ciudad estaba oscura y, ya fuese humano o felino, nadie se iba a fijar en él. En su forma humana se sentía más seguro, más fuerte. Y eso era lo importante, a esas horas de la noche, para sobrevivir. Se sentía vigilado y sabía que sus afiladas uñas de gato no podrían hacer nada contra las sombras siniestras de la noche y que su espada no podría ser manejada con soltura si se transformaba en gato. De pronto, acarició el sombrero con sus manos rugosas y pensó en voz alta:
– Un caballero renacentista del siglo XVI en el siglo XXI, ¿Dónde se ha visto eso?
Sacudió la cabeza, borrando así cualquier atisbo de duda. Iba a ser una noche muy larga.

Miembro
1 año 2 meses

Divisó que se estaba cometiendo un robo calle abajo, decidió actuar , mantener la compostura y caminar erguido hasta la escena del crimen. Se encontró con una damisela en apuros, una joven de vestido elegante y piel tersa que estaba siendo forzada por dos hombres son corazón que querían arrebatarle el bolso. El Caballero se abalanzó sobre uno de ellos haciendo que ambos cayeran al suelo y la chica pudiera marcharse con sus pertenencias . Lo que el caballero no sabía era que uno guardaba una espada.

Miembro
1 año 2 meses

Uno de los hombres sacó la espada e intento hacer que el caballero con sombrero se fuera, pero la joven le dio una patada en sus genitales y el ladrón soltó la espada, acto seguido el caballero cogió la espada y se preparó para pelear con el 2 ladrón, sin embargo no hizo falta porque el ladrón huyó lo mas rápido posible tirando el bolso al suelo. Cuando el ladron se fue el caballero y la joven se presentaron, sin embargo la joven ya conocía al caballero porque…

Miembro
1 año 2 meses

este blandió el metal afilado con brillantes perlas incrustadas , sin pensarlo el animago se lo arrebato de las toscas manos llenas de mugre .Acto seguido lo único que se veia en el lugar eran dos cuerpos inertes , mientras que la joven cortesana se encontraba ya en su posada …a

Invitado
1 año 2 meses

No pasó nada. Se quitó el sombrero, y no recordó nada de lo que había pasado. Estaba nervioso. Se le calló el sombrero al suelo. Al recogerle vió que de una herida de su pierna (la que se lamió) caían al suelo papeles con números: 344, 339, 334…Sabía que si esto pasaba era porque estaba en una historia, y los números eran el resto de caracteres que le quedaban de vida, estaba muriendo y nadie podía hacer nada, solo el escritor 245, 240, 237… El número de caracteres pasaban, y en la historia seguía sin pasar nada, (lo mismo que las ideas por la cabeza del escritor). El hombre se “vacia” y el suelo de llena, como lo hace la historia ¿Hay que asesinar para que una historia sea inter. Fin.

Miembro
1 año 2 meses

suspiró. Estaba harto de aquello. Por el contrario, a su hermano la situación le parecía hasta divertida, y no se mataba en buscar la forma de detener las transformaciones. Fue el culpable del embrollo, y todo porque confundió la poción. Él mismo le había aconsejado el uso de simples etiquetas, mas decía que eso sería subestimar su capacidad intelectual. Pero cualquiera con la mitad del cerebro sabría distinguir un felino doméstico de uno salvaje. Y encima, el muy rastrero, se había limitado a reise y comentar lo mucho que se parecía su personalidad a la del siamés que tenía delante. Sin perder tiempo, se dirigió a la casa de su hermano. Esa noche todo volvería a la normalidad.

Miembro
1 año 2 meses

Ya había ideado un plan, después de años perdidos sin poder controlar las transformaciones había encontrado una forma segura de volver a ser el mismo, pero necesitaba mantenerlo oculto de su hermano o nunca lo perdonaría, ya habían hablado de la posibilidad pero no le había querido escuchar.
Este era un nuevo comienzo, una forma de poder cumplir sus sueños y dejar de esconderse de todo el mundo, abrió la puerta para ver la sonrisa de su hermano y la pregunta de todos los días ¿dejaste las pulgas afuera?

Miembro
1 año 2 meses

… empezó a caminar. Londres, durante más de una semana, llevaba un temor profundo que se podía sentir con solo caminar por sus calles. Se hacía llamar Jack el Destripador. Los dos asesinatos cometidos por este no eran más que un tentempié de lo que pasaría después, el caballero lo sabía muy bien. El era el asesino.
Muchos se preguntaban cómo era posible que, para el autonombrado Jack, fuera tan fácil escapar de la policía local; lo que no sabían, era el secreto que el destripador guardaba. Su habilidad para transformarse en un simple gato lo ayudó, siempre que quiso, a pasar desapercibido y a contemplar sus obras de arte sin ser visto. Ahora, Jack buscaba su siguiente víctima.

Miembro
1 año 2 meses

y la encontro, sin embargo nunca imagino que su siguiente victima seria, la joven Catalina, quien fuera el mas grande amor de su vida, la encontro sola y desesperada caminando bajo la lluvia helada, la observo durante varios minutos, la siguio como sus sombra, hasta que la acorralo y la miro a los ojos, esos ojos verdes que no habia podido olvidar, se lleno de coraje y se preparo para atacar…

Miembro
1 año 2 meses

continuó por aquella calle hasta que entró en un bar. Dentro pasó como uno más y se colocó en la barra, donde pidió una cerveza y “una audiencia”. En lo que se acababa su bebida, el camarero le miró y le hizo una seña con las cejas para que entrara por una puerta que se acababa de abrir detrás suya. Daba lugar a una especie de despacho con paredes repletas de estanterías con libros y, al otro lado del escritorio, un viejo que esperaba a su llegada.
Éste dio un respingo en su butaca mientras le preguntaba por el hombre al que había mandado seguir. El otro respondió que, según sus propias órdenes, había sido liquidado.
-¿Cuál es el siguiente, padre?

Miembro
1 año 2 meses

Procedio a entrar a la catedral, ahi se estaba realizando la misa de su amigo Paco quien dias atras habia sido acribillado por unos bandalos, pero su muerte no se dio en su cuerpo humano, sino en el de gato, fue instantanea, sin dolor alguno. Al entrar en la iglesia vuelve a tomar forma de felino, ahi dentro encuentra a la hermana de Paco, quien se acerca sollozando y maldiciendo a los que cometieron tal crime con su hermano, Raúl oye todo esto en silencio mientras en su cabeza esta ingeniando un plan, para vengar a su amigo.
Raúl Sale de la catedral, se dirije a la estación de tren, no sabe a donde va, ni que busca, se deja llevar esperando que el destino le de una respuesta a sus dudas.

Miembro

Apoyando su elegancia sobre un bastón caminó por la oscura acera. Casi al llegar al la esquina, bajo la farola parpadeante, se encontraba una bella gatita blanca con refinado lazo escarlata. En el momento en que nuestro caballero entró en la aurora de tenue luz que provocaba la farola, justo en el lugar donde se encontraba la minina apareció una regordeta mujer, de vestido ostentoso en un tono entre escarlata y carmesí o granate y sangré esto, supongo yo, para simular si llegase a caer una gota de evidencia. Pues los gatos pudiesen ser la cosa más tierna del mundo pero no olvidemos que siguen siendo familiares de los leones, tigres, pumas y panteras, felinos asesinos siempre al acecho.

Miembro
1 año 2 meses

buscó entre las sombras la única mirada que podía iluminar la noche londinense.Todavía con su agilidad felina se acercó a ella,y acarició su pelo;del color del oro.La luna reflejada en sus pupilas enfocaba la tímida sonrisa de aquella joven a la que le temblaban las piernas.Abrazados por la noche,se robaban besos,y tiempo.Se robaban vida.Y en cada roce de sus labios también un poco de su alma.En la catedral,una campana inhundaba con su tañido los corazones furtivos de aquellos jóvenes,que ahora con la mirada perdida y la sonrisa triste se despedían ante otro amanecer.Un susurro prometía volver a verse,algún día, quizás con la luna en algún tejado.Ocho vidas buscarían a su primer amor.

Miembro
1 año 2 meses

…al levantar la vista se encontró con una hermosa damisela la cual lo miraba con recelo, lo había visto todo, él debía hacer algo para que su secreto se mantuviese oculto. Su mejor opción fue engatusarla con su belleza, nadie podía resistirse a sus ojos color avellana y sus perfectos rizos pelirrojos los cuales resaltaban más con la luna…

Miembro
1 año 2 meses

esto fue inútil , era un mundano y yo un híbrido , ellos no nos veían . Hace siglos que habían desarrollado la habilidad de suplantarnos por cosas de mugles donde no se asustaban , en tiempos anteriores su raza había llegado casi a la extinción debido a la cantidad de muertes por el miedo de vernos a nosotros..

Miembro
1 año 2 meses

… esbozó una sonrisa tan fugaz como demoníaca.
Tal vez se estaba equivocando, tal vez no, pero tenía la absoluta certeza de que la forma humana sería más que conveniente en su actual ubicación. Tras echar un breve vistazo a la zona, contempló la posibilidad de encontrarse a cualquier otro ser humano, pero no importaba realmente. Él sabía cómo actuar.
Entonces se dispuso a caminar. Cada paso que daba parecía un movimiento más grácil que el anterior, y su expresión estoica retrataba el perfil que deseaba aquella criatura enmascarada. Debía ser apuesto, ya que eso gustaba a las doncellas.
Especialmente, a ella: la triste bruja que buscaba como contratista.
Su dulce e inocente presa.

Miembro
1 año 2 meses

… y aceleró sus pasos, calle abajo, hacía aquel lugar qué hacía años, antes de todo aquel mar de corrupción, había considerado su hogar. Toco la puerta tres veces, dejando varios segundos entre cada sonido. Por su mente vagaban efímeros recuerdos de aquella vida tan perfecta que solía poseer. Sus ojos se ensombrecieron ante el recuerdo de aquella caótica mujer, dulce como el algodón de azúcar de la feria del pueblo. Sus recuerdos se colaban por su mente, y él no necesitaba buscarlos, porqué esa mujer siempre dejaba una parte de ella en cada persona qué metía en su mundo, cómo sí les regalará una parte de su maravilloso mundo. Entonces, la puerta se abrió, dejando ver a la persona que…

Miembro
1 año 2 meses

… hizo como si nada pasara, como si fuera un hombre cualquiera en un día cualquiera de su vida. Aun que claramente no era un hombre cualquiera. Sus dedos afilados y nariz respingada lo delataban, tambien sus ojos claramente felinos de un color verde esmeralda y con rendijas negras que parecían leer tu alma y analizarla cual libro de filosofía. El hombre del sombrero se dispuso a caminar con su bastón de saúco pulido y zapatos de charol lustrado. Camino por la calle central donde las tiendas de caramelos abundaban. Nadie lo miraba ¿el era importante? tal vez ¿podía ser la persona con mayor poder en su mundo? lo mas posible. Nadie a su alrededor lo sabia.

Miembro
1 año 2 meses

…saludo a su joven amo . Juntos se dirigieron a la plaza central donde con lejanía escucharon a la sacerdotisa dando una ofrenda a nuestro señor ; todas las tardes lo hacia y con ello robaba el dinero de los pobres aldeanos , muchas veces lo gastaba en alcohol en las tabernas y otras simplemente lo “invertía “

Miembro
1 año 2 meses

…comenzó a andar en dirección a la gran sombra que se cernía delante de él. El edificio, alto y majestuoso, tan viejo como el mismo hombre, lo esperaba a puertas abiertas. Las luces de la ciudad iluminaban los grandes ventanales y ahí, a la luz de la luna, ella lo esperaba. No la había visto en mucho tiempo. El gesto severo en el rostro de la mujer lo hizo sonreír. Ella, derecha y elegante y con sus penetrantes ojos, le abrió paso al lugar una vez que él estuvo en la puerta. Estaba en casa de nuevo. El alivio fue tan grande que lo mareó, y fue por ello que no divisó a las sombras que rondaban a su al rededor. Cuando se dió cuenta de ellas ya era demasiado tarde. Ya no se podía mover…

Miembro
1 año 2 meses

Caminó hacia el final de la calle donde se encontraba su pequeño apartamento que compartía con su hermana. Cuando llegó al portal miró hacia los lados para comprobar que nadie lo hubiera seguido e introdujo la llave en la cerradura.Subió hacia el cuarto piso y abrió la puerta del apartamento. Hacía años que su hermana y el vivían en aquel apartamento a las afueras de la ciudad,alejados de miradas curiosas y de aquellos que quisieran hacerles daño pues él y su hermana compartían un don muy especial y eso les había ocasionado más de un problema.Entró en el apartamento pero su hermana no se encontraba allí,en su lugar había una nota en la mesa del comedor…

Miembro
1 año 2 meses

“Lo que buscas te será devuelto, con vida o sin ella”, pudo leer sobre aquel papel natural con letras coloradas. La letra cursiva le resultaba familiar, la había visto en otro lado antes. Pero no conseguía recordar dónde, ni cuándo. Trató de pensar en frío, pero la realidad era que estaba perdido. Si se habían llevado a su hermana era para tratar de descubrir la magia que en ella había. Y él, no podía permitir que nada le pasara, era su guardián, por siempre. En un estado de desesperación, subió a la terraza del edificio, y echando un grito de dolor recobro su forma felina. Sin pensarlo mucho más, salto al tejado vecino y comenzó a perderse en la oscuridad.
Sabía a quién tenía que buscar…

Miembro
1 año 2 meses

Se dispuso a entrar en la catedral. Justo antes de cruzar la enorme puerta de madera antigua pudo observar aquel mausoleo. Ramos de flores y montones discretos y dispersos de arroz yacían en el suelo. Tic tac tic tac. La aguja de su muñeca alcanza la cumbre. Se dispone a reunir fuerzas para abrir el portón cuando, no para su sorpresa, la puerta se entreabre de la brisa del viento. El viento que le castiga. Le castiga con un ruido ensordecedor como si mesajero fuese de los llantos de su no amada, o al menos, no lo suficiente. Entra en la iglesia y ve el cementerio. No un cementerio de cuerpos, uno de almas. Percibe el fantasma de la ilusion robada. Se acerca al altar, recoge el anillo, se va.

Miembro
1 año 2 meses

Observó la hora que marcaba el Gran Reloj.
-Las 10 en punto. Todavía me queda tiempo- señaló pensativo, justo antes de volver a transformarse.
Estuvo merodeando por la ciudad hasta altas horas de la noche, dedicándose a su cosa favorita del mundo: Cazar criminales.
Muy a su pesar, era una noche tranquila y no hubo mucha actividad; solo había logrado detener a dos ladrones que huían rápidamente del Banco Central.
Después de darles un susto de muerte, los sometió y los amarró con una cuerda.
Decepcionado con su escasa labor, se dirigió a casa hacia eso de las 5 de la madrugada, justo a tiempo para ayudar a su madre a preparar el desayuno para sus hermanos.

Miembro
1 año 2 meses

y mirando aquella estatua que estaba su lado empezó a caminar sin rumbo definido, solo un vago recuerdo de una casa, una comida, un último trago antes de la despedida.
Habían pasado varios años desde que descubrió que no era un simple humano y le habían robado su identidad, años en los que sus amigos fueron desapareciendo sin el tener forma de saberlo, incluso ahora que solo poseía vagos recuerdos, esos flash backs que te revelan más de lo que lograrías esperar…

Miembro
1 año 2 meses

Comenzó a ver todo, reacciono como si no fuer algo de su agrado, fruncio el ceño y se transformo en gato de nuevo cuando salio maullando de ahí con un pequeño tono de decepción y desconcierto

Miembro
1 año 2 meses

se detuvo a ver cómo los últimos rastros de felino se desvanecían en sus manos. Las garras se enterraron en su piel para tomar la forma de uñas humanas y el pelo color cobrizo cayó con suavidad al suelo. Le irritaba el andar brusco de su forma humana, incluso siendo un caballero no superaba la elegancia felina que tanto le gustaba. Hundió el rostro entre sus hombros y se cubrió los ojos con el sombrero que llevaba consigo siempre; el sombrero que estaría ausente entre la multitud de la ceremonia del día siguiente. Miró al cielo y separó sus labios para decir algo, pero no fue capáz de articularlo. Lo que quería decir sonó solo en su cabeza y se parecía a la palabra “libertad”

Miembro
1 año 2 meses

… se abrochó los gemelos de la chaqueta. Sacó una pluma del bolsillo superior de ésta y, cuando quitó la tapa, el cilindro se fue estirando hasta convertirse en un elegante bastón de caoba, cuya empuñadura estaba rematada por un león con las fauces abiertas. El joven le dio unos golpecitos con la punta del dedo con aparente cariño y se emprendió calle abajo. Cuando llegó hasta la orilla del Támesis, apoyó el bastón sobre la barandilla y se recostó sobre ésta. Un cuervo descendió desde el cielo nocturno y se colocó a su lado, moviendo la cabeza a ambos lados y graznando.
Cheshire sonrió en su dirección.
—Es la hora, amigo.

Miembro
1 año 2 meses

se dignó a hablar a la mujer que le miraba con curiosidad. No tardó en deducir que ella también formaba parte del grupo de magos que lo acogería durante su visita. La mujer lo guió por una calle estrecha y de aspecto antiguo hasta una pared en un estado lamentable. Introdujo la llave que llevaba colgada al cuello en un agujero de la pared. Las escaleras aparecieron y llegaron a la sala en la que magos de gran importancia debatían sobre la situación que estaban viviendo. Tras la Inquisición nadie podría haber sospechado que aquello pasaría, mas el miedo hacia los magos había vuelto y las persecuciones se estaban volviendo algo muy habitual. Pero nadie sabía cómo reaccionar ante aquello.

Miembro
1 año 2 meses

con rápidos pasos se dirigió al estacionamiento vacío del final de la calle, donde las ramas de los árboles peleaban contra el viento como los sollozos de las niñas del Congo, que en medio de la guerra luchan para ahogar sus aullidos. Gato y hombre separados por un cuerpo físico, hombre y gato enlazados en el mismo ser, allí en medio de ese vacío mis ojos quedaron desorbitados por lo que comenzaban a vislumbrar.
En mis cuarenta años no logré ver un hecho que haya surgido un efecto de sorpresa en mi persona, ni las violaciones en la República Democrática del Congo, ni los políticos devastando mi país, ni mi padre destruyéndole a golpes las costillas a mi madre, nada nunca fue tan increíble

Miembro
1 año 2 meses

… caminó hacia la joven dama que allí le esperaba. Sin mediar palabra, caminaron uno al lado del otro, hasta que estuvieron solos. Entonces, ella le golpeo y comenzó a gritarle. Estaba metido en un gran lío. Él la agarro del brazo y se la arrastró hasta el pub más cercano. Cogieron la mesa más alejada y comenzaron a hablar.
– No debistes hacer eso, te has puesto en peligro , por ende, yo tambien estoy en peligro.
– Tranquila, yo lo solucionaré, dejalo en mis manos.
-Ja, si siempre fuera así, ya estarías bajo tierra.
– Que poca fe tienes en mí ,hermana.
– No tengo fe, lo que tengo es cabeza y te conozco lo suficiente para sasber, que si te ocupas tú solo, vamos a acabar peor.

Miembro
1 año 2 meses

Caminó calle abajo mientras sacaba las llaves del pequeño apartamento que había alquilado semanas atrás. Ella debería estar ya allí. Siempre llegaba antes que él y desde que descubrieron la peculiaridad que les unía, nunca habían faltado a ningún encuentro. Mientras continuaba por el empedrado del casco histórico se percató del bullicio que había a su alrededor y que aumentaba a medida que se acercaba a su destino. Aceleró el paso cuanto pudo hasta que sin darse cuenta se encontraba frente al portal rodeado de desconocidos, sin apenas aliento y con una sensación aterradora que le recorría el cuerpo. Entonces fue cuando lo vio…

Miembro
1 año 2 meses

Y se dirigió con aires de grandeza a la tienda del Mago Percival, la sangre de jóven vírgen era difícil de conseguir con facilidad en Barcelona. Al abrir la puerta, el olor a putrefacción le golpeó en la cara como ningún hombre lo había hecho nunca.
Sobre el mostrador descansaba el viejo mago en un charco de sangre. Con ella se había escrito con letra clara en la pared:
LIMÍTATE A CAZAR RATAS, GATO MUGRIENTO.
Las lágrimas le borraron la visión.

Miembro
1 año 2 meses

cruzó la calle. El asfalto estaba humedo como si un patrón de diminutos espejos se reflejara por sobre la superficie. Los destellos que provenían del gran teatro no solo venían acompañados de una melodía delicada, tambien traían consigo las voces de las personas mas refinadas de la ciudad. Él no había sido invitado a la gran fiesta anual, pero no se la perdería por nada del mundo, pues su amada estaría allí, él tenía que explicarle todo y, si podía, recuperarla. Las personas susurraban secretos que no merecían ser esccuchados, lo miraban con desden, pero el hombre no pretendía sentir tacto alguno por imprudencias de otros. Se mantuvo frío y sereno. Fue entonces cuando le apuñalaron…

Miembro
1 año 2 meses

Vio a su amada. Justo a los ojos. Como siempre lo había deseado. Se había convertido en humano y renunciado a su inmortalidad. Tan solo por aquellos ojos verdes. En aquella calle solitaria. Había ido solo a su encuentro. Entonces le sonrió. Se acercó hacia ella, lo suficiente. Tomo su mano. Y mientras caía la llovizna formando un arcoíris. Danzaron hasta el final del ocaso.

Miembro
1 año 2 meses

… entró en la catedral. El poder cambiar de forma le había convertido en una criatura impura, digno descendiente del infierno. Sin embargo, no estaba dispuesto a que un desgraciado accidente le obligase a renunciar a su fe.
Una muchacha joven esperaba sentada en un banco. Al oír el ruido de la puerta, se puso en pie. Observó la silueta del hombre, de espaldas a la luz de la luna. Sonrió con atrevimiento y avanzó hacia el elegante caballero…

Miembro
1 año 2 meses

miró hacia ambos lados de la calle para comprobar que nadie le había visto. Al ver que la calle estaba completamente vacía, la recorrió hasta llegar a otra calle donde una sola luz iluminaba la oscuridad de la noche. Esa luz venía de una taberna, que estaba siempre vacía. Su dueño, un hombre regordete y moreno, era el mejor amigo James, nuestro protagonista.
-Buenas noches James, ¿has hecho tu trabajo?- le preguntó el dueño de la taberna, que se encontraba tras la barra.
-Lo siento mi señor, parecen que mis poderes no…

Miembro
1 año 2 meses

continuó caminando. Llegó a la posada con rostro serio y llamó a la puerta. Abrió un hombre grande y robusto que lo miró con desprecio. “Vengo a ver a Dumbledore” El hombre gruñó en respuesta y abrió la puerta. El apuesto joven mago entró en la posada y encontró al joven Albus Dumbledore sentado en una mesa con la luz de las velas iluminando el libro que leía concentrado. “Siento una magia oscura cerca de aquí. Escuché que hay un orfanato aquí cerca donde hay un niño que hace cosas extrañas.” Dijo el joven, Albus levantó la mirada al reconocer su voz y preguntó “¿Cuál es el nombre del niño?” El joven mago se sentó frente a su profesor y lo miró a los ojos “Su nombre es Tom Riddle.”
fanfic.

Miembro
1 año 2 meses

Miro el cielo, dio una media vuelta y desapareció en la oscuridad, pasó por un bar, cuando un gritó lo llevo a entrar.
Aquel caballero defendió a la dama que tan apurada gritaba.
En aquel bar había más de 10 hombres fuertes y borrachos se encontraba rodeado ,pero, vio una oportunidad cargo a la dama y escapó.
A aquel caballero nunca lo pudieron encontrar.
Ya que esa noche aquella dama durmió con un gato con sombrero…

Miembro
1 año 2 meses

se dispuso a entrar. Al cruzar el umbral noto como se clavaban en el las miradas de los presentes expectantes y temerosos.
Hizo lo que se esperaba de él se dirigió a la pila y se santiguó y la tensión que había creado su entrada se diluyo en el aire junto al olor del incienso y la danza del polvo.
Cada gota de agua bendita hacia que su piel ardiese debido a la maldición por no mencionar que a los gatos no les gusta el agua.
Sin embargo era algo efímero,un mero tramite comparado con lo que le deparaba el futuro si su intuición era cierta o solo podría permitirse morir 5 veces mas.
Se dirigió a la mitad asignada a su sexo pero su mirada felina buscaba unos ojos lilas y su aroma a vainilla

Miembro
1 año 2 meses

empezó a reírse. Le encantaba robarle cosas a la gente distraída en los parques.
Ese sombrero pertenecía a un señor mayor que se había quedado dormido en el banco, cuando lo vio pensó que quedaría muy bien con el traje que se había comprado y que pensaba usar en la cena de esa noche con los padres de su novia.
No sabía cómo iban a reaccionar los padres de Marian cuando se enteraran que salia con alguien como él, o peor, lo que harían si se enteraran que era él el responsable de tantos robos.
Robin sacudió su cabeza y alejo los malos pensamientos.
La noche iba a ser excelente…

Miembro
1 año 2 meses

se adentró en la plaza. De pronto, vislumbró a una mujer atusarse un lazo en el cabello, mientras se acercaba a ella, se fijó en que era una chica joven, con el pelo rubio ceniza, sin embargo no le dio más importancia y continuó con su camino, las carreras por los tejados hacían que tuviera un hambre voraz.
Cuando llegó al restaurante, localizó una mesa al fondo de la estancia. Minutos después entró la chica con la que se había cruzado anteriormente, y, mientras degustaba la comida, se dio cuenta de que quizás esa muchacha era la gata con la que había estado correteando por los tejados, ya que llevaba el mismo lazo rojo y su pelo era del mismo color que la chica que estaba observando.

Miembro
1 año 2 meses

…sonriendo en la oscuridad, a la tenue luz de la luna que solo dejaba entrever una sonrisa maliciosa y unos ojos pardos, comenzó a caminar calle abajo.
La calle estaba vacía a aquella hora de la noche, como si la ciudad hubiese decidido que era un buen momento para caer rendida al sueño y los viejos adoquines de piedra estaban fríos y resbaladizos, como si en algún momento hubiera llovido, pero él no se había percatado de ello…

Miembro
1 año 2 meses

desapareció por un callejón poco transitado, aparentando normalidad para no llamar demasiado la atención. Siguió callejeando hasta llegar a su destino, la casa más grande, espectacular, y luminosa de toda la ciudad, su hogar. Allí le esperaba un buen amigo suyo, quien para ser sinceros, no era muy amigable. De hecho, nuestro felino era el único amigo conocido de aquel hombre que descansaba en la aterciopelada y blanca butaca de la casa de nuestro protagonista.
-Te estaba esperando. Ya tardabas en aparecer gatito.
-¿Qué es lo que quieres esta vez?
-…

Miembro
1 año 1 mes

Siguio su paso por uno de los tantos callejones en los que solia perderseel mundo entero. Sus ojos verdes intenso, iguales a unos preciosos zafiros, iguales a los de un felino de mirada audaz; una pequeña sonrisa coqueta se extiende por sus finos labios al ver al chico de ojos azules que lo espera al final del camino, este último al verlo intistivamente sonrio y a su vez su fina voz se escucho en eco “Llegas tarde”, sus palabras provocaron una leve carcajada en el chico de rizos chocolate “No molestes y llama a los demas Parker, uno de los beneficios de esta maldición son todos los secretos que muy inocentemente dicen en voz alta creyendo que nadie escucha.”

Miembro
1 año 2 meses

Y echó a correr calle abajo, en esos instantes su hermana estaba de parto y tras todo lo que ambos hermanos habían sufrido no era cuestión de abandonarla justo ahora que era el momento más importante de su vida. Cuando llegó a su casa escuchó como la comadrona le decía a su hermana que empujase. Se quedó esperando en la puerta de su hermana hasta que oyó unos llantos. La comadrona salió y no se sorprendió de verle allí, le sonrió y le invito a pasar. Su hermana sujetana entre sus brazos a dos pequeñs criaturillas, un hermoso niño y una adorable niñita….

Miembro
1 año 2 meses

…siguió a la chica que acababa de desaparecer tras una esquina. El joven la siguió en silencio, con su sigilo felino. Ella se percató de que alguien la seguía, apuró el paso, recogiendo parte de su vestido blanco para evitar un posible tropiezo. La chica giró la primera calle a la derecha, cometiendo un fallo, era un callejón sin salida. Se dio la vuelta para ver al hombre que la seguía, era alto, delgado, no podía ver su rostro, lo llevaba cubierto por un gran sombrero. El joven se fue acercando a ella muy despacio, ella permaneció tranquila, lo miró una última vez antes de convertirse en paloma y volar sobre el joven, no sin antes quitarle el sombrero de ala ancha de su padre.

Miembro
1 año 2 meses

…orgulloso del trabajo echo se dispuso a ir a lomos de su pegaso, Raporti. Silbo para que su preciado pegaso fuera en su busque pero nunca llego ese momento. Fue andando hasta donde le iban a dar la recompensa por la eliminacion del conde con exito. Ya nada le importaba, solo queria recuperar a su preciado pegaso pero eso nunca sucedio. al cobrar lo acordado el gato se lo dio a un mendigo que estaba en la acera y conmenzo a andar. Hoy en dia el gato sigue vagando por todos los lugares del mundo hasta que encuentre a su pegaso. tu mismo puedes encontrarlo pero, nunca sabras si es ese tierno gatito que deambula por las calles o ese joven apuesto que camina con la mirada perdida.

Miembro
1 año 2 meses

Entonces ocurrió, una noche en la que se podían ver todas las constelaciones en el cielo. Miro hacia el cielo y vio en el cielo la constelación de Pegaso. El gato saltaba y saltaba pero no podía llegar hacia las estrellas. Quiso intentarlo una última vez, pero no servía de nada, no conseguía llegar.
El pobre gato se puso a llorar, había encontrado a su pegaso, pero no podía estar con él. Cuando cayó la sexta lágrima, ocurrió algo sorprendente. La constelación de Pegaso empezó a bajar estrella por estrella. El gato se quedo sorprendido. La constelación se puso enfrente de él y se convirtió en su pegaso. El gato cuando fue abrazarlo se volvió a convertir en hombre.

Miembro
1 año 2 meses

…siguió caminando, y no fue hasta que pasó frente a un espejo cuando reparó en el cambio de su figura. Desesperado por regresar a su hermoso cuerpo gatuno empezó a pensar en lo que pudo haberlo cambiado, ese día no había hecho nada diferente, excepto… Excepto por ese sombrero, que le había robado a un gracioso catrín, quizás por vanidad, tal vez por diversión, pero algo le había impulsado a tomarlo e irse con él.
Se lo quitó para verlo y empezó a recobrar su forma original. No entendía que había pasado, ¿acaso poseer un objeto creado por el ser humano te vuelve uno de ellos?Pero ya había recuperado su forma, así que dejo en una banca ese peculiar sombrero y se alejó sin recordarlo ya.

Miembro
1 año 2 meses

se decidió a entrar a la catedral. Había llegado justo a tiempo, la ceremonia acababa de empezar, si no se hubiera transformado no habría llegado a tiempo a la marabillosa boda de su hermano, el único que lo había apoyado con el tema de las transformaciones, dado que el también podía hacerlo, incluso después de la muerte de sus padres. Hoy era su gran día y no podía faltar. Él no pensaba en llegar a casarse algún día, le gustaba la vida libre de los gatos y no le atraía la idea de someterse a una mujer que ni siquiera conociese su secreto para toda la vida, ni tampoco le apetecía traer al mumdo a más seres con la capacidad de transformarse para hacerles sufrir en la sociedad

Miembro
1 año 2 meses

entró. Hacía frío, y había nevado, así que nadie se molestaría en pasar por la catedral. El caballero no se preocupó por disimular sus andares felinos, ni siquiera por ocultar la cola que sobresalía de sus pantalones.
Desde hacía generaciones, en el amplio subsuelo de la ciudad, se podía encontrar la mayor colonia de cambiaformas de todo el país. Y, por supuesto, la forma más rápida de acceder a ella era por la entrada secreta debajo del altar de la catedral. El caballero, de ojos juguetones y desafiantes, no perdió el tiempo, y se adentró en las profundidades de la ciudad.
Una vez hubo llegado al suelo, se limpió el polvo de su traje azul. Miró al frente y sonrió. Por fin estaba en casa.

Miembro
1 año 2 meses

se encaminó hacia la tienda más cercana. Un ultramarinos. Recorrió con temor la tienda esperando que el dueño no lo viera transformarse. Compró, casi por cortesía, un par de latas de conservas y una botella de agua. Tras el mostrador se encontraba un señor, bien entrado en años, vestido con una camisa desabotonada y mirada desgastada. Apenas se cruzaron la mirada, lo suficiente para poder observar la tristeza y melancolía que resguardaban aquellas pupilas recubiertas de un mar azul. Nuestro apuesto joven sintió como esa mirada lo atravesó clavándose finalmente en el fondo de su corazón. Recogió su bolsa del mostrador y salió de la tienda con el cuerpo revuelto. Miró al cielo y suspiró.

Miembro
1 año 2 meses

…se dirigió hacia su banco preferido. En él vio a una mujer hermosa de ojos claros y cabellos cobrizos; se sentó a su lado y le dirigió una mirada de reojo. La mujer al verle, se levantó con una sonrisa y se marchó, dejando en el banco un amuleto que llevaba puesto. El hombre al cogerlo y darse la vuelta para dárselo, se sorprendió a si mismo descubriendo que la mujer había desaparecido. Se fijó en que el amuleto era igual al que él llevaba y por la noche al convertirse en gato, encontró a otro gato merodeando por allí. Era la mujer del banco, estaba seguro, esos ojos, el color del pelaje….Se dirigió hacia ella y le devolvió su amuleto, pero ella se alejó de nuevo…

Miembro
1 año 2 meses

una vez más se lamentaba de su condición. No es que le desagradara convertirse en felino cada luna llena, pero añoraba lo que había perdido gracias a ese castigo que aquella bruja le había lanzado hace ya algunos años. Marjoire, el gran amor de su vida se había alejado de él cuando lo vio transformado en un gato negro como la noche. Estaba horrorizada cuando él le contaba el crímen que había cometido y como la bruja decidió que la mejor manera de reformarlo era que viera lo que esos animales de vida salvaje tenían que vivir en ésa época tan oscura para Inglaterra. Ella no pudo soportar la idea de compartir techo con ese ser tan despiadado ante seres indefensos, y ….

wpDiscuz