Venganza

8571
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La guerrera miraba desde lo alto, hacia el valle.

Sus enemigos estaban ahí. Los culpables de la desaparición de su tribu, hacía muchas lunas.

En ese entonces, ella era una niña.

Hoy, ya no lo es.

Y ha venido a tomar su justa venganza.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.

Notificarme

Filtrar por::   Más Reciente | Más Antiguo | Más Votado
Miembro
4 meses 29 dias

— No le veo sentido a la venganza — dijo un pintor que en un primer momento la joven hubiera jurado que no estaba ahí.
Desperdigados por el suelo había varias pinturas en las cuales se encontraba la guerrera, pudiendo reconocerse en los lienzos.
— ¿ Esta soy yo ? Pero en todos los dibujos soy la niña que fui — dijo Organa.
— Aunque portes la espada llamada ” el filo de la oscuridad ” y deslumbres en esa portentosa armadura yo solo veo a una niña asustada — declaro el pintor amenazándola con el pincel.

La guerrera no pierde el tiempo y de un espadazo le parte el pincel en dos.
— Mas que un pintor pareces un mago, o peor, un hechicero — dijo Organa apuntando ” el filo de la oscuridad ” al cuello de su adversario — . ¿ Que es lo que sabes ?
— Estas cerca, pero solo soy un mero consejero en estos asuntos. Solo mira tus posibilidades de éxito.
— ¿ Éxito ? — pregunto la guerrera agarrando un dibujo.
Porque cada dibujo era una ventana a un posible futuro de la guerrera.

Miembro
4 meses 23 dias

La guerrera se giró y volvió a mirar el horizonte, allí solo había desolación. Estaba convencida de que no podría conseguir vencerlos, sola no, pero no quedaba nadie dispuesto a luchar para vengar la barbarie.
-¿Y cuál es tu consejo? Un dibujo de una niña pequeña no ayuda a ganar una guerra, ni siquiera para ganar una simple batalla. ¿El consejo es que vuelva a casa? No estoy dispuesta a abandonar, lo han arrasado todo, ¡todo! – la guerrera empezaba a desesperarse.
-Los consejos no consisten en escuchar órdenes o escuchar lo correcto. Los consejos hay que comprenderlos para poder tomar decisiones niña tonta. Eres una simple niña enfadada, no tienes cómo vencer ni cómo vengarlos. Es lo que te pide tu alma, luchar, asesinarlos y dejar todo su mundo arrasado, como ellos han dejado el tuyo. ¿Es eso lo que te pide tu cabeza? ¿Te pide que mueras en una batalla sin sentido?

Miembro
4 meses 23 dias

Hace muchas lunas esa niña que jugaba con muñecas de trapo vio como la sangre de su casta se derramaba en la tierra húmeda debido a las lluvias.
Las llamas estuvieron presentes en aquella matanza, arrasando las viviendas que con tanto trabajo los aldeanos habían levantado.
En ese entonces los bandidos creyeron que estaba muerta, pero la niña había inhalado dióxido de carbono disfrazando la muerte.
Organa volvió en si cuando todo acabo.

La niña dejo las muñecas y se hizo mujer. Pero esto acarrearía un gran sentimiento de desdicha y venganza.

De mala gana Organa volvió a mantener la mirada en el dibujo.
— Me veo a mi entrando en la ciudadela. Es de noche, no hay estrellas. Estoy vestida como ellos. En el dibujo hay un hombre con la nariz roja, borracho y atado detrás mio.
Intuyo que es a el a quien le robe su ropa y pertenencias.

Miembro
4 meses 22 dias

No tardó en ponerse en marcha rumbo a la ciudadela, pensando que las visiones estaban de su parte y olvidando lo que le había dicho el pintor. Poco pudo hacer él para detenerla.
Al cabo de horas caminando por el bosque notaba sus pies pesados y el cansancio se apoderaba de ella. Estaba casi amaneciendo cuando comprendió que había cometido un gran error, tenía sed, hambre y quería dormir. Sabía que si se hubiera quedado con el pintor tendría comida, cobijo y protección durante la noche, pero había desaprovechado la oportunidad de sentirse segura por una vez.
Escuchó de lejos y débilmente el ruido del agua, por lo que dedujo que habría un río o una pequeña cascada cerca. Continuó caminando en busca de ese río entre los árboles hasta que lo encontró. Pensó que podría descansar un poco, no parecía que hubiera nada allí que la pusiera en peligro, quedándose dormida.

Miembro
4 meses 22 dias

No sabe cuánto tiempo pasó, pero despertó rodeada esos malditos salvajes y no parecía que la fueran a dejar viva. Esta vez no.

Miembro
4 meses 21 dias

— No le veo sentido a la venganza, ¿ sabes por que ? El camino que estas tomando te llevara a un punto de quiebre.
Si, cumplirás tu propósito. Pero te alimentaras de tanto odio como la espada larga que tienes.
No quiero que me digas como la conseguiste o el precio que tuviste que pagar, pero esa espada seguirá el camino de la Venganza, ya que llegara un momento en que no distinguirás la delgada linea del bien y del mal. Eres demasiada joven de mente. Eres manipulable.

— ¿ Terminaste ? Ni siquiera te…conozco…y vas a decir como tengo que comportarme. ¿ Como sabes tanto de mi ? ¿ Y si lo sabes porque no me ayudaste cuando lo necesite ? Me voy, gracias, pero no gracias.

— No eres un animal Organa, eres un ser humano. Y como tal tienes que acostumbrarte a ser mas sociable. O morirás.

— Yo estoy sola. Soy la sobreviviente de mi clan y me cobrare por lo que me hicieron, adiós.

Organa se fue mientras el pintor la miro hasta que se transformo en un punto en lontananza.

Miembro
4 meses 21 dias

Cuando fue emboscada tenia hambre y sed. Habia abierto los ojos encontrándose con un panorama muy desalentador.
Dormir solo había logrado olvidar sus penas por solo unos instantes.

— Ja, estoy sola en este mundo de oscuridad. No, no es así. Yo misma me aisló.

— ¡ Mira que nos trajo la noche ! Una niña con piel de oveja. Tu seras..— comenzó uno de los bandidos cuando Organa llego a una conclusión determinante.

— ¡ Emperor’s Time ! — grito la guerrera — . Y por si no lo sabes estas pieles son de lobo. Que amarga ironía, ¿no ?

— ¡¿Que?! ¡ No, no puedo moverme ! ¿¡Que fue lo que nos hiciste ?! — grita el bandido mientras los otros tratan de moverse y agarrarla.

— Me hicieron llegar a esto, un hechizo en el cual el tiempo fluye de manera mas lenta, aunque sea por unos cortos minutos. Es posible que muera, ya no tengo fuerzas. ¡ Pero tengo que correr hasta donde me de el corazón !

— ¡ Cuando esto termine vas a morir !

Organa corre con lo ultimo que le queda, pero

Miembro
4 meses 21 dias

cae vencida a escasos metros de los asesinos.

Parece que todo ha terminado, cuando escucha los cascos de un caballo y mira al pintor esperándola tendiéndole una mano.

Ella respira aliviada y desaparecen en la lejanía.

Miembro
4 meses 20 dias

Al galope del caballo notaba el dolor en sus piernas, se agarraba con todas sus fuerzas al pintor y notaba que se le escapaban las manos. Estaba demasiado débil por insolente. El sueño que había tenido no era un simple sueño, había sido una visión, una conversación real.

El pintor no se dirigió a ella en ningún momento y continuó dándole órdenes a su caballo para que galopara más rápido y no perdiera el ritmo, esquivando los árboles y la maleza, cada vez más más espesa. Parecía que los estaban perdiendo de vista, se habían alejado lo suficiente de los salvajes.

Cuando al fin pararon, Organa no podía mantenerse de pie y el Pintor tenía el rostro enojado, sin duda alguna Organa había puesto en peligro a ambos.

-Te lo dije, te dije que no acabarías viva por estupidez y soberbia. Podrías estar muerta en este mismo instante y yo también, porque quise ayudarte- le recriminaba.

-Nadie te dijo que vinieras a buscarme- replicaba ella- estaba convencida de que no intervendrías,

Miembro
4 meses 20 dias

de que el destino es algo que no se puede cambiar y me mostrarse la imagen en la que yo entraba en la ciudadela.

-Te equivocas, el destino no es algo inamovible, el destino es un resultado de una acción, quizá la más probable. Nos decimos a nosotros mismo que todo lo que nos pasa son cosas del destino para consolarnos, pero el destino no puede salvarte si te tomas un frasco de veneno o despiertas rodeada de aquellos que disfrutarían de tu muerte. Recuerda Organa que las visiones cambian y la muerte es un final en todos ellas, lo único que las diferencia es el momento en el que mueres.

-¿Entonces tú debías ayudarme para que yo llegara a la ciudadela?

-Debías haber decidido quedarte conmigo, alimentarte y descansar. Tendrías que haber usado la cabeza y no la sed de venganza que sólo te traerá una muerte cercana. Tendrías que haber sido inteligente Organa. ¡Maldita sea! Deberías tener instinto de supervivencia, no suicida.

Miembro
4 meses 20 dias

Y en vez de pensar en sobrevivir, te lanzas a un bosque que no conoces, sin comida ni agua, sin ropa para resguardarte del frío y la humedad. Caminas en la noche sin saber hacia dónde caminas. ¿Y me dices que el destino no te quería muerta? ¡Maldita niña estúpida! ¡El destino te quiere muerta! ¡La naturaleza te quiere muerta!- gritaba el Pintor

-¡No tendrías que haber venido! Hubiera muerto, sí, pero ahora no tendrías esa carga.

-¿Qué qué? ¿Qué no serías una carga? Serías una carga para mi conciencia si estuvieras muerta, serías una carga si te hubieras quedado, eres una carga por haberte marchado. ¡Siempre has sido mi carga y siempre lo serás Organa! Desde antes de nacer y hasta el día que muera, aunque viendo lo visto morirás tú primero. ¡Eres mi estúpida carga! ¡No quiero ver como matan a mi hija!

Miembro
4 meses 18 dias

Micro capitulo 2 : Respuestas

Fue un golpe de agua fría y Organa perdió la voz, aunque esta mejor decir que decidió callar antes de lanzar una catarata de groserías a su ” supuesto ” padre.
No se sentía para nada bien y el hambre junto con la sed apaciguaron su conducta.

El pintor pensó que se había quedado dormida, pero ella solo fingía mientras el bosque quedaba muy atrás y escuchaba las pisadas del caballo cada vez que rompía las hojas traídas por el viento.

— Emperor’s Time…La usaste como ultimo recurso, ¡ pero vaya ! Cada vez que la utilizas tu reloj biológico va disminuyendo. Y cuando llegue a 0 no podrás tener hijos — hablo el pintor en voz alta, pensando que estaba dormida — . Para una niña como tu no debe importarle, pero estas a 2 Emperor’s Time de no poder tener descendencia y condenar a nuestra tribu, aunque…¿ Quien es el maldito que te lo enseño ?

— Esa persona hoy me salvo — contesto Organa incapaz de resistir la tentación.

Miembro
4 meses 18 dias

— Te enseño cosas mas allá de tu entendimiento, pero eso no significa que te haya salvado. Esa persona se cobro haberte enseñado el encantamiento a costa de extinguir definitivamente a toda nuestra tribu.
Es muy inteligente, de una manera tenebrosa.

Organa se callo y decidió apoyar su cabeza contra la espalda del pintor, cediendo finalmente al sueño.

Cuando estaban por llegar apareció un lobo que comenzó a seguirlos, pero al notar a Organa le comenzó a lanzar gruñidos al pintor.

El noto el mismo tono de color que las pieles de lobo de Organa.

— Tranquilo. No le haré daño — dijo el pintor mientras iban apareciendo mas lobos blancos ante el llamado del primero.

— Parece que conoceré a tu otra familia — dijo el padre de Organa, sonriendo por primera vez desde que los caminos de padre e hija volvieran a encontrarse.

Miembro
4 meses 17 dias

La manada de lobos los seguía de cerca, aunque sin intentar atacarlos, más bien parecía que los estuvieran escoltando. El pintor confiaba en que la manada la protegiera como lo habían hecho durante todos estos años, pero no estaba muy seguro de lo que protegieran a él.

Notaba la respiración profunda y relajada de Organa en su espalda junto con el trote suave y tranquilo de su caballo. Había pasado el peligro, al menos de momento.Vio a uno de los lobos girar hacia la derecha y el resto de la manada lo imitó, obligando al Pintor a cambiar su rumbo. Parecía que los lobos tuvieran algún plan mientras que él iba camino simplemente de ponerla a salvo. Sabía que no era un buen plan, ella continuaría insistiendo en tomar rumbo a la ciudadela.

A media hora de camino, el Pintor deslumbró una pequeña fortaleza, el lobo alfa lo miró fijamente y miró la fortaleza.

Miembro
4 meses 17 dias

-Está bien, la llevaré allí, pero no puedo prometeros que la vaya a proteger, es posible que la mate- Le dijo el Pintor al lobo y éste le respondía con un gruñido- Kurus nunca ha sido un buen anfitrión, aunque puede que sea el mejor instructor de guerreros. Intentará averiguar quién es, en toda su esencia. Lo averiguará todo y quizá ninguno de nosotros esté a salvo desde ese momento.

El lobo bajó la mirada y comprendió que Kurus podía ser mucha más sanguinario que cualquier guerrero de la tribu Nahora, pero era la mejor opción.

-Bien Jala, le pediré que la entrene, que la convierta en una guerrera para que no muera y pueda defenderse, pero es posible que le cuente la verdad sobre vosotros y entonces no le mueva la venganza hacia ellos, sino que quiera vengarse de todos nosotros.

Miembro
4 meses 13 dias

— Organa, despierta. Vamos a comer — dijo tajante el pintor zamarreándola para que despertara y bajara del caballo — . Esta sera tu ultima cena.

La guerrera se fue despertando de a poco. Algo había escuchado entre sueños y cuando vio la pequeña fortaleza todas sus dudas desaparecieron. Pero quería respuestas y se lo hizo saber a su padre.

— Te las daré.

— Entonces comienza — reclamo ella, sintiéndose respaldada con la compañía de sus hermanos lobos.

— En su haber existen 7 tribus con habilidades especiales. Nuestra tribu ( Nahora ) era una de las mas conocidas y la mas vulnerable ante un ataque. Pero nunca creímos que alguien se molestaría ya que nuestra habilidad es el conocimiento de la curación, tanto física como mágica. Por eso puedo a través de tu corazón.

Pero si para algunos el conocimiento es un medio para matar la ignorancia, otros lo ven como una amenaza.

— ¿ Que significa eso ?

— Alguien dio la orden de exterminar nuestra tribu.

Miembro
4 meses 13 dias

— Y esa persona esta en la ciudadela.

— Pero no es cualquier persona. Es alguien que ha seguidos tus rastros. Conoce tus fuerzas y debilidades, tu sufrimiento.
Te ha estado manipulando facilitándote esa espada maldita y por si fuera poco te ha enseñado el hechizo Emperor’s Time.

— …….

— En este mundo todo tiene un precio, aunque el otro no lo haga abiertamente se estaba cobrando el pago con tu ignorancia.

Miembro
3 meses 23 dias

— Entonces esta todo dicho — dijo Organa caminando hacia la fortaleza.

— No mueras.

— ¿ Morir ? Si muero sera por mi propia decisión y no por la de los demás.

La guerrera miro a su padre unos momentos.
Estaban tan cerca como nunca lo habían estado desde la matanza, pero se dio cuenta que nunca podrían restablecer ese vinculo que se rompió aquel día.

— Te perdono, padre. Quizás tuviste otras cosas que hacer en lugar de buscarme o me creíste muerta. Pero seguramente después de tanto tiempo descubriste que tu hija fue criada por lobos no te animaste a unir los lazos de nuevo.
Te diste cuenta que ellos ahora son mi verdadera familia.

— Suerte, Organa.

— Si, gracias.

Sus historias de vida habían sido marcadas a fuego.
Eran fríos por naturaleza, con otros intereses, pero aun así el lazo de sangre era difícil de cortar.

— Sabes que te quiero, hija — le costo decirle su padre

— Yo también te quiero.

Miembro
3 meses 21 dias

Organa atravesó la fortaleza que aparentaba estar en perfecto estado, aunque a medida que iba caminando empezó a vislumbrar un deterioro en las paredes.

— Esto es una fachada. Aparenta ser fuerte a la vista de todos pero se esta cayendo a pedazos — dijo la guerrera — . No dudo que en tiempos antiguos resistió grandes asaltos, pero ahora cualquier podría reclamarla como suya.

— Me gustaría verte intentarlo, tonta — dijo abiertamente un hombre que se encontraba sentado de piernas cruzados a escasos metros de Organa.

— ¿ Eres el que me enseñara a ser mas fuerte ?

— Ya lo eres. Pero se nota que eres imprudente y estúpida.
La espada de nombre ” El filo de la oscuridad ” te delata.

La guerrera estaba molesta, pero el hombre tenia razón, e hizo algo que no hubiera hecho con su padre : se arrodillo.

— Por favor, enséñame.

— Vaya, tienes modales. ¿ Que me das a cambio ?

— Yo…no tenga nada. Nada.

— Eso hace la espada.

Miembro
3 meses 21 dias

— ¿ Que ?

— ¿ Hace cuantos años tienes esa espada ? Te esta matando por dentro. Y por si fuera poco estas bajo la influencia de un hechizo.

— ¿ Como lo sabes ?

— Debes ser muy importante que te quieren ver muerta. Eres la viva tragedia.

— ¡ Oye !

— El pago por enseñarte sera tu espada y tu atención.
Quiere que me prestes atención para todo lo que hagamos.

— ¿ En que consistirá el entrenamiento ?

— ¿ Como te llamas ?

— Organa.

— Mañana, Organa.

Miembro
3 meses 21 dias

La guerrera se acostó en el suelo y agarro una piedra a modo de almohada, cubriéndola con un pedazo de su vestimenta de piel de lobo.

— Hasta mañana sera.

Lo que no se imaginaba Organa era que los salvajes habían llegado a la ciudadela dando la descripción de la persona que los ataco y revelando el hechizo Emperor’s Time.

— De modo que la chiquilla intento llegar a la ciudadela. ¿ Cuantas veces lo dijo ? ¿ Cuantas veces dijo esas palabras ? — pregunto el mago que los interrogaba.

— Cre-creo que fue 1 vez.

— Redoblen la vigilancia.

— ¿ Por una niña ?

— No, por una mujer.

El mago necesitaba presionarla para que dijera 2 veces el hechizo. Con eso seria suficiente para exterminar por completo a la tribu Nahora.

Miembro
3 meses 20 dias

A pesar de lo tranquila de que parecía ante el que se acaba de convertir en su maestro, estaba completamente histérica. Tenía la sensación de que pronto sus perseguidores irrumpirían en la fortaleza y la matarían.

La matarían antes de que su maestro fuera capaz de darle su primera lección, justo cuando ella le entregaría su espada y se quedaría completamente indefensa. Entrarían por el pórtico y acabaría todo.

Al amanecer el maestro la llamó, ella obediente y ojerosa, se presentó ante él, dejó su espada a los pies del maestro y se arrodilló.

-Cierra los ojos y respira hondo. Hoy esa será tu única tarea, no comerás, no beberás, no te moverás, no hablarás, no dormirás. Estarás ahí en esa posición hasta que vuelva y te ordene otra cosa.-Dijo el maestro y Organa quiso replicar, pero calló.

No supo cuánto tiempo pasó, pero tenía la sensación de que habían pasado dos días.

Miembro
3 meses 20 dias

-Bien joven, ahora debes decirme todo aquello que sabes ha pasado y por qué y, entonces sabré si has aprendido la primera lección.

-Maestro, creo que…

-No he dicho lo que creas, he dicho lo que sepas- cortó el maestro molesto.

Organa respiró hondo y prosiguió- Sé que ha llovido, el ambiente estaba húmedo y existe una gotera unos pasos más allá. Sé que habéis pasado la mayor parte del tiempo observando que no me movía y que no abría los ojos, porque escuchaba su respiración muy suspicaz. Sé que ha bajado la temperatura en dos ocasiones, por lo que sé que han pasado dos días, coincidiendo con el alba. Sé que los lobos no se han marchado porque los he oído aullar en diversas ocasiones, están inquietos, posiblemente alguien se acerque. Sé que no me dais de comer ni beber para llevarme al extremo y no me dejáis dormir para estar constantemente alerta. Sé que no créeis que pueda conseguir terminar el entrenamiento y por eso no os marchabais…

Miembro
3 meses 20 dias

… Y sé que me habéis tentado porque habéis preparado un estofado, habéis dejado un plato cerca de mi para saber si era capaz de rendirme.

-Bien, te has percatado de demasiadas cosas para estar cansada, pero te equivocas en dos cosas. No te he tentado, os he dado comida y no la has comido, por el mismo motivo por el que no te has movido, por miedo. Primera lección, escucha y sobrevive, sin importar el precio.

Miembro
3 meses 19 dias

– Ahora quiero que te vendes los ojos – pidió el maestro entregándole un pañuelo.

– Esta bien – se resigno la guerrera.

– Y quiero que te dejes caer, yo te agarrare.

– ¿ Como se que esto es un truco y me dejaras caer ? – le pregunto Organa en dirección a donde estaba situada la voz.

– No lo sabes, pero ahí esta el dilema : ¿ Le confiaras tu vida a otro ser vivo o continuaras llevando tu sola el peso de la venganza ? – dijo el hombre – . Cuando te dejes caer probara que estos 2 días dieron frutos.

Miembro
3 meses 19 dias

Organa respiró hondo antes de dejarse caer, agudizó el oído y se percató de que el maestro estaba dando dos pasos a la izquierda. Ella le correspondió el movimiento, dos pasos a la izquierda de donde se había situado al comienzo.

No escuchó más pasos y se dejó caer, cayendo al suelo.

-¡Me has dejado caer! ¿Por qué me has dejado caer?- gritó

-Has prestado atención, bien. Segunda lección, no confíes en nadie, pero aprovecha lo que puedan darte.

Miembro
3 meses 17 dias

Organo se acostó satisfecha con las enseñanzas del maestro y en un tris se durmió.

– ¿ Hace cuanto tiempo te marginaste de la sociedad ? Eres un animal que sobrevive esperando el día que hagas tu venganza realidad.
Pero cuando al final estés con la sangre de tus enemigos tu otro yo se horrorizara.
Esa niña no esta preparada para matar, y si no le quedara otra opción y lo hiciera no tendría sentido su vida al cumplir su merecida venganza.
Porque nunca conociste el amor, la amistad. Esas cosas superfluas que te hacen humana.
Por eso estuve pensando.
El talento lo tienes, de eso no hay duda, Pero matar te destruirá por completo.
Enfréntate al que causo todo esto, los otros son solo esbirros imbéciles.
Haz justicia al que debe ser castigado.

Aquellas palabras se le quedaron grabadas en su mente cuando la guerrera despertó, y recibió el impacto de un objeto redondo en todo su rostro.

Miembro
3 meses 17 dias

– Dejarte completamente agotada era parte del plan. Te aclara las ideas y tu mente rememora hechos de tu subconsciente que siguen ahí. ¿ Que has soñado ?
Mientras tratas de ordenar los fragmentos te enseñare algo que reemplazara la espada negra.
Lo que te ha golpeado es una pelota de goma común y silvestre, pero dependiendo de tu aura puedes reforzarla – dijo el maestro.

– ¿ Aura ?

– El aura es energía que esta presente en este mundo y solo las personas de la aldea Esotérica conocen de su existencia.

Miembro
3 meses 17 dias

Mientras Organa empezaba a desentrañar la existencia del aura y la energía, los salvajes habían abandonado la ciudadela y trazaban su mejor plan para encontrarla y así acabar con la tribu de una vez por todas.

Fuera de las murallas el Pintor seguía esperando acompañado por los lobos. La mayoría de la manada estaba vigilante mientras el lobo alfa no se despegaba del pintor, mirándolo con anhelo y cariño.

-Es una chica lista y luchadora, no deberíamos preocuparnos del entrenamiento. No se rendirá fácilmente- le comentaba el Pintor al lobo blanco- Hará todo lo posible por salvarla y, con ella, salvarnos a todos. Sé que estás enfadada por lo sucedido, pero te juro que no he dejado de buscar la solución para todo esto, y por los dioses, te juro que no hay modo alguno de revertir aquel hechizo si no lo hace ella. Kurus la ha aceptado como alumna y debe convencerla para que olvide la venganza. Un día estará preparada, te lo prometo.

Miembro
3 meses 17 dias

La loba lo miraba con resignación, pero confiaba en que sus palabras eran completamente sinceras.

-Sahna… siento no haberos protegido debidamente, nunca debí convertir a la tribu en lobos, nunca debí hacerte esto a ti… Organa no es capaz de entenderlo, ¿verdad? Nunca se ha percatado que sois los mismos miembros que ella cree haber visto morir. Siento el sufrimiento que le causé, siento que hayas tenido que verla crecer así. Sahna, no merezco perdón, pero necesito el tuyo, yo siempre te he necesitado.

Miembro
3 meses 17 dias

Kurus comenzó a explicarle a Organa cómo realizar una pequeña bola de energía, sin necesidad de que fuera exactamente una bola bien definida. Las horas pasaron y Organa no consiguió emitir ningún destello de su aura. Era posible, muy posible, que al fin y al cabo, Organa no pudiera controlar nunca aquel poder.

-Concéntrate, relájate, debes sentir todo lo que te rodea y sentir la energía que te envuelve, si no la sientes no conseguirás emitir nada.

-Estoy cansada y no hemos avanzado. Maestro, me rindo.

Miembro
3 meses 15 dias

— Si, claro — contesto el maestro, pero de pronto — Espera aquí.

— ¿ Que pasa ?

— Tal ves nada, tal ves nada.

Una chiquilla de no mas de 17 años avanzaba con decisión hacia la fortaleza.
El pintor se maravillo porque no existía manera de llegar a ella, poseía un extraño campo de energía que ni siquiera Sahna ni los lobos pudieron penetrar.

— ¿ Amigo o enemigo ? — le pregunto Sahna.al pintor.

— No lo se, Kurus es quien decide eligir a sus discípulos.

— Pero si ya tomo a Organa no creo que tome a esta chiquilla, aunque…tiene un poder asombroso.

— Nosotros no decidimos los cambios en el universo.

La chiquilla de pelo blanco era un poco mas alta que Organa. Era flaca y vestía como una aldeana.

Miembro
3 meses 15 dias

— Esto es interesante — dijo Kurus observando a la recién llegada — . ¿ Que es lo que quieres ?

— Una bruja condeno a nuestra familia a través de mi.
Por como ves solo soy una aldeana que trabaja la tierra, pero una noche paso por la ventana esta bruja cayendo enamorada de nuestro padre.
Pero ante las negativas de nuestro amado padre, ella me echo una maldición al ser la primer hija para que no le quede otra opción que aceptar.
En 10 días regresara la bruja para saber si el ha cambiado de opinión.

— ¿ Y que problemas te ha causado esto ? Por lo que a mi concierne esa bruja esta loca. Tienes un poder excepcional.

— El poder no lo es todo. No sirve cuando la gente quiere acercarse a mi y no puede. Tampoco sirvo para trabajar la tierra porque herramienta que uso se rompe, y tenemos que pagarle al rey.

— Entiendo, lo siento.

Miembro
3 meses 15 dias

— Perdonado esta, pero me han hablado que usted es capaz de ayudar a la gente en desgracia. ¿ Hara algo por mi ?

— Perdóname, pero estoy entrenando a una persona — dijo Kurus, pero después se le ocurrió una idea — . A menos que quieras retar a mi discípula.

— ¿ Retar ? Yo no estoy para esos trotes.

— Pero podrías retarla en algo que sepas — dijo Kurus animándola.

— Pues lo que soy buena es al balón prisionero, pero con mi fuerza es posible que su discípula no llegue a saber que la golpeo.

— Que sincera eres. Pero creo que hay maneras de equilibrar la balanza y ser un juego neutral.

Miembro
3 meses 15 dias

Kurus había traído a una joven delante de Organa.
Lo que nunca se imagino era que iban a enfrentarse para saber quien de la dos podía reclamar el entrenamiento del maestro.
Por lo que le estaba diciendo Kurus, la retadora poseía un alto nivel de aura por lo que seria fácilmente derrotada.

Kurus agarro las manos de Organa y ella sintió un fuego en su interior.
El maestro se tambaleo un momento, pero luego recupero el semblante.

— Te transferí un poco de mi aura. Si haces bien las cosas, al estar al lado de alguien con un nivel de aura abierto puedes auto descubrir tu propia aura.

— Pero si ya siento un campo alrededor de ella, sera imposible acercarme.

— El aura reforzara todo tu cuerpo y podrás compartirlo con el balón, logrando que este traspase el campo y la golpee.

Miembro
3 meses 15 dias

— Maestro….

— El tiempo corre para todos, Organa. Aprovecha este cambio en los acontecimientos y despierta el aura.

La aldena de nombre Claxius dio unos pasos hacia adelante.

— Las reglas son simples : la que reciba 10 impacto en el rostro perderá
La pelota puede rebotar por cualquier lado.
No hay limite de tiempo — anuncio Kurus.

Miembro
3 meses 9 dias

— Así no es como se juega el balón prisionero, señor. La pelota no puede rebotar contra el suelo — dijo Claxius contradiciendo al maestro.

— Tampoco son un grupo de personas las que se están enfrentando y no existe una linea que divida el campo enemigo — dijo Kurus — . La pelota podrá ser lanzada y podrá rebotar en este lugar.

— ¿ Y quien empieza ? — pregunta Organa.

— Tirare una moneda, cuando esta toque el suelo pueden replegarse — termino de decir esto Kurus y miro a Organa — . Has todo lo posible por agarrar la pelota primero.

El maestro las miro a las dos y lanzo la moneda al tiempo que hacia lo mismo con la pelota, quedando a una distancia muy alejada de la guerrera.

— ¡ Cuando llegue al suelo busca la pelota y dispara !

Miembro
3 meses 2 dias

Organa salio disparada hasta la pelota.
No pensaba en nada, ni siquiera en la venganza.
Podía sentir el campo de energía de Claxius bastante cerca, pero hacia todo lo posible para que no la alcanzara.
En un momento dado dudo en agarrar el balón, pero era algo que tenia que hacer por su maestro.
Se imagino tratando de acechar a su presa indefensa, pero después borro ese sentimiento.
Ahí estaba.
No pensó y por un momento se sintió mas viva que nunca. Sin ataduras.
Agarro el balón y Claxius estaba bastante cerca como para chocar con el campo de fuerza.

Miembro
3 meses 2 dias

El maestro estaba seguro que Organa trataría de atacar el campo de fuerza, pero la intimidación de Claxius no la dejaba animarse al ataque.

Organo no ataco, pero sintió el aura sumarse al balón, envolviendolo. Formando parte de ella.

Entonces, en lugar de lanzar reboto la pelota contra el suelo para luego lanzarla hasta la pared opuesta.

La pelota envuelta en aura adquirió mucha mas velocidad regresando esta vez contra Claxius, que confiada, espero que el campo pudiera apaciguar la fuerza de impacto.

Miembro
3 meses 2 dias

— ¡ Seguro la golpeo ! — grito Organa viendo como el campo de fuerza iba cediendo, pero cuando llego hasta Claxius ella pudo agarrarlo sin problemas.

— Vas a tener que esforzarte un poco mas— dijo la retadora haciendo girar el balón con maestría con un solo dedo — . Necesito ganar.

Claxius comenzó a rebotar la pelota contra el suelo y luego la lanzo contra Organa.

Miembro
2 meses 29 dias

Sin saber muy bien cómo, notó un pequeño cosquilleo que recubría todo su cuerpo y justo cuando la pelota estaba a punto de tocar su rostro se paró en seco como si se hubiera topado con una pared, descendiendo lentamente hasta sus manos.

Se quedó anonadada y miró de reojo al maestro, el cual sonreía disimuladamente. Organa cogió la pelota y pensó en lo que la rodeaba, el espacio tenía pequeños ángulos que podían despistar a su oponente, al fin y al cabo ella pensaba que se trataba de un juego, que el maestro no les dejaría hacerse daño.

Impulsó la pelota hacia uno de esos recovecos, haciendo que el ángulo desviara la pelota lo suficiente como para distraer a su adversaria, lo que le proporcionó el primer golpe.

-¡Uno-cero!- gritó el maestro

-¡Ha hecho trampa!- Protestó Claxius.

-Ha utilizado el aura correctamente, yo no he dicho que no os pudierais defender.

Miembro
2 meses 29 dias

Organa se sintió satisfecha por duplicado, hacer magia era algo natural, sólo necesitaba controlarlo, creía que lo fácil ya estaba hecho. Sonrió ampliamente dejando ver sus pequeños oyuelos, realmente estaba contenta con su resultado.

Miembro
2 meses 14 dias

Mientras Organa se enfrentaba contra Claxius, el pintor empezó a organizarse.

– Tenemos que prepararnos, Sahna. La persona que atraviese la salida de la fortaleza nos ayudara a comenzar con la infiltración.

– Pensaba que te interesaba tu hija, pero es todo lo contrario.

– ¡ Sahna ! – le reclamo el pintor mirándola a los ojos – . No es tiempo para discusiones.

– ¿¡ Discusiones !?

– Esa chica que entro desperdigaba aura como una canilla abierta, es posible que Organa haya aprendido magia al estar cerca de ella.

– ¿ Y eso que quiere decir ?

– Que las dos tienen tantas posibilidades para llegar acá.

Miembro
2 meses 10 dias

Sobran las palabras para describir el enfrentamiento de Claxius versus Organa, porque después del 1 – 0 la inteligencia fue primordial para que el marcador fuera parejo.

En un momento dado Claxius creo una escalera en base en aura, haciendo que Organa chocara con la construcción perdiendo el punto al deshacerse la escalera y desde arriba Claxius gano.

Pero también Organa fue avanzando porque cuando todo parecía perdido y el marcador se alejaba a favor de Claxius, la guerrera creo una pelota de aura rechazando la de Claxius y mantuvo el marcador.

La guerrera se dio cuenta que el con el aura podía crear lo inimaginable.

Miembro
2 meses 9 dias

Al final aquello que al comienzo parecía tan sencillo acabó siendo un combate de varias horas. Exhaustas y casi sin aliento acabaron ambas, pero sólo una pudo proclamarse vencedora.

Ni siquiera supo cómo lo logró, pero Organa acertó ese último punto, se dejó caer al suelo empapada en sudor, muerta de hambre y con los latidos y la respiración totalmente aceleradas.

Lo que Claxius tenía de experimentada, Organa lo tenía de perspicacia, y quizá fuera eso lo que le proclamó como vencedora.

El maestro las dejó descansar antes de declarar quién seguiría en la fortaleza y quién la abandonaría para no regresar.

Miembro
2 meses 9 dias

El pintor miró a Sahna con cara de auténtica preocupación. A su alrededor sólo reinaba el silencio, el aire se había parado en seco y la noche oscura no permitía ver mucho más allá.

-Ha terminado. No te preocupes, es una chica fuerte. Si no ha vencido saldrá de la fortaleza, pero no dominará el aura. Si ha vencido, empezará el verdadero peligro, deberá controlarlo, deberá tomar decisiones importantes y no deberá dejarse llevar por la ira. Eso me preocupa, esa niña solo lleva ira en sus entrañas y eso la puede matar. La puede matar tanto como esa estúpida venganza que persigue.
Podremos guiarla, ¿verdad? Dime que podremos alejarla de la ciudadela, que podremos mantenerla a salvo como hicimos aquel día.
Sahna… No quiero perderla, todavía no estoy preparado.

La loba se acercó y se acurrucó junto a él, su mirada infundía nostalgia, se reflejaba tristeza en los ojos de la loba.

Miembro
2 meses 7 dias

Pero los dos habían pasado algo por alto. Algo insignificante a la hora de tomar decisiones para el futuro de la misión : Claxius.

Para ellos era una potencial enemiga y adversaria de Organa. Sabían poco y nada sobre ella, siendo fácil pre juzgarla.

Una carta desestimada de la baraja.

Pero dentro de la fortaleza las cosas comenzaban a cambiar.
Porque dos niñas con diferentes visiones de la vida empezaban a entablar una modesta relación.

Porque después de todo, la niña que se hizo mujer aquel fatídico día necesitaba ver que no todo era oscuridad, mientras que Claxius deseaba no sentirse excluida por el campo de fuerza que había creado la bruja, impidiendo relacionarse con los demás.

Miembro
2 meses 6 dias

El alba empezaba a asomar a través de las ramas de los árboles y los primeros rayos de sol se dejaban ver por encima de la colina.
El maestro citó a las dos jóvenes en la sala principal, se quedó muy callado durante mucho tiempo, mirando a una y a otra. Ambas tenían gran fortaleza y un gran poder. Tras aquella larga pausa, el maestro añadió:

-Sois mejores cuando estáis juntas. Habéis mejorado mucho en este poco tiempo. Organa, tú como ganadora te has ganado el derecho a ser mi alumna, pero tú, Claxius, has conseguido despertar en ella su aura y su bondad. Haré una excepción, ambas seréis mejores si entrenáis juntas. Ambas seréis mis alumnas.

Organa, sin saber por qué, sintió alegría. Claxius, por su parte sintió tranquilidad. Serían compañeras, ninguna sería expulsada de la fortaleza. Estarían a salvo varias noches más.

-Bien, no os entretengáis más, tenemos mucho trabajo que hacer.- Zanjó el tema el maestro.

Miembro
2 meses 6 dias

En la sala de entrenamiento el maestro procedía a darles la tercera lección.

-El aura no es sólo energía visible y de combate. El aura puede moldearse más allá de una simple arma. Es importante saber moldear el aura para protegerse del enemigo- de repente en la sala hacia mucho frío, estaba nevando y el suelo parecía convertirse en hilo quebradizo.- Moldear el aura si queréis sobrevivir.

El maestro se marchó dejando allí a las dos jóvenes perdiendo la temperatura de su cuerpo. sintiendo el frío calando sus huesos. Atónitas y asustadas, empezaron a trabajar para conseguir moldear el aura.

Organa intentaba hacer una bola de fuego para calentar, pero a cada intento el hielo se derretía un poco más, haciéndolo más frágil.

-Necesitamos un plan- dijo Claxius- si seguimos intentando calentarnos, el hielo se romperá y no creo que bajo haya la roca sólida que nos mantenía minutos atrás.

Miembro
2 meses 6 dias

El no saber que hacer lo hacia totalmente extenuante de una manera que nunca antes había podido experimentar a lo largo de mi vida.
Si tratamos de calentarnos el hielo sedera y nosotros con el, necesitamos poder idear una manera para no morir de frió y encontrar una manera para poder salir de aquel lugar.
Era una buena manera de poder probar nuestro ingenio y nuestra valentía. Cuanto estamos dispuesto a perder para poder salvarnos el lugar parecía de cierta manera débil pero se podía ver una abertura en el techo. Lo suficiente como para poder escapar no nos quedaba de otra el suelo esta apunto de seder y si no nos movemos con cautela, sera nuestro… fin.

Miembro
2 meses 6 dias

Mientras tanto Kurus salio de la propia fortaleza para encontrase con el pintor que miraba un dos por tres la puerta esperando que saliera Organa.

— No fue difícil imaginar quien estaba tras todo esto, ¿ o me equivoco, pintor ? — pregunto el maestro mirando a los lobos con ilusión — . ¿ Que fue lo que paso ?

Sahna, que apoyaba su lomo con la espalda del pintor, dio un alarido lastimero que fue suficiente para que Kurus le acariciara la cabeza.

— Hiciste todo lo que pudiste, pintor — contesto Kurus sin mirarlo y en cambio seguía mimando a Sahna — . Es lo mismo que estamos haciendo ahora.

— ¡ No pude salvarlos a todos ! — contesto de forma explosiva el pintor, como si ya no pudiera contenerse — . El fuego devoro todo lo que había a su paso y cuando llegue era demasiado tarde, al menos….a ellos pude salvarlos.

— Era fuego griego, una sustancia pegajosa que se va extendiendo sin fin — asimilo Kurus lentamente.

Miembro
2 meses 6 dias

— No quiero hablar de ello — contesto evasivo el pintor — . Lo que me interesa saber es como le esta yendo a Organa ahora.

— Si no me hacen caso estarán bien.

— ¿ Y que respuesta es esa ?

— …..Yo algo sabia de la matanza en la villa, pero no pensé que hubiera sobrevivientes. Es un milagro que estén con vida, pero escúchame : No te culpes por lo que ocurrió.
A nadie se le hubiera ocurrido una disputa entre la ciudadela y la villa, pero veo que el rey fue influenciado…..

— Todos los caminos conducen al consejero. Al mago, ¿ pero que tiene esto que ver con lo que estas haciendo con Organa ?

Miembro
2 meses 6 dias

— ¿ Puedes descomponer el suelo para que se resquebraje como un lago de hielo ? Claro que no.
¿ Puedes aparecer de la nada un lago de cristal ? Habría que ser un hechicero muy experimentado, pero — Kurus hizo una pausa — . Puedes encubrir todo un espacio como gustes con aura, como lo hiciste con los lobos.

— ¿ Estas diciendo que Organa esta bajo una ilusión ?

— Organa y Claxius.

— ¿ Hablas de la chica que tenia un alto poder de aura ?

— Exactamente.

— ¿ Y porque no se dan cuenta todavía ?

— Están bajo la sugestión de un lugar frió, deben escuchar a sus otros sentidos — respondió Kurus — . Porque no importa el lugar donde estén, la meta es protegerse teniendo el aura como un escudo.

Miembro
2 meses 5 dias

Las dos chicas seguían mirándose una a la otra sin saber muy bien qué hacer, tiritando de frío y sintiendo su cuerpo entumecido. Sus músculos estaban agarrotados.

Organa se centraba más en sus pensamientos, razonando e intentando sacar la lógica de todo aquello.

-Claxius, una pregunta ¿cómo conseguiste transformar el aura en una pelota? Yo lo hice como un acto reflejo, pero tú parecías dominarlo.

-Solo necesitas pensar lo que quieres hacer con el aura, te concentras y lo haces. Puedes hacer lo que quieras con ella, o al menos, cuando yo la he utilizado.

-Entonces… ¿Una de nosotras podría generar calor mientras la otra genera frío bajo los pies? Seria una manera de calentarnos, sin llegar a derretir el hielo, ¿no?

Claxius se quedó pensativa, podría servir, al menos para ganar tiempo. Claxius le propuso a Organa que ella hiciera la parte de calor, su instinto se lo estaría pidiendo, mientras ella intentaba mantener el hielo firme.

Miembro
2 meses 5 dias

Ambas se centraron en su tarea y pudieron recuperar algo de calor corporal. El hielo no se resquebrajó, pero tampoco consiguieron que fuera mucho más estable.

-Bien, agudicemos los sentidos. Si somos capaces de generar calor y frío, quizá seamos capaces de cambiar la materia- comenzó Claxius.

-¿Propones que intentemos deshacernos del hielo?

-Antes esto era piedra, se puede. Sólo tenemos que intentarlo.

Se concentraron hasta el punto de perder la noción del tiempo, de la presencia de la otra. En el centro del hielo empezó a formarse un pequeño charco y empezó a brotar una pequeña planta. Lo estaban consiguiendo, podían cambiar la materia. Entonces, se escuchó un crujido, el hielo se rompió y ambas cayeron al abismo.

Miembro
2 meses 3 dias

Cuando todo parecía perdido, la pequeña planta comenzó a crecer extendiendo sus lazos hasta donde se encontraban Organa y Claxius, enredando sus brazos sin lastimarlas.

Contemplaron el abismo a donde hubieran caído, divisando una cortina de niebla que era imposible saber con certeza que era lo que les esperaba allá abajo.

El lago comenzó a romperse, pero estaban tan concentradas en mantener la planta en armonía en el frió y el calor que pronto el propio lago desapareció, siendo moldeado a gusto para mantener la planta en armonía.

Miembro
2 meses 3 dias

Las dos guerreras, ahora mas tranquilas, trataron de hacer desaparecer esa niebla que les impedía ver que había debajo, visualizando en un primer momento una base redonda lo suficientemente grande para descansar después de manipular el aura por tanto tiempo.

Utilizaron los lazos para que las llevaran hasta donde se encontraba ese lugar, pero a medida que se acercaban pudieron darse cuenta de lo que se trataba.

Era un reloj de arena gigante, del cual

Miembro
2 meses 3 dias

pudieron comprobar que solo habían visto la base desde arriba.

Cuando pusieron un pie en la superficie observaron como aparecían otros relojes de arena del mismo tamaño y forma, aunque no a la misma altura.
Lo cercano que estaba un reloj de otro no daba lugar a dudas : Era un camino descendente hacia lo desconocido.

Miembro
2 meses 2 dias

Sahna y el resto de la manada giraron su cabeza en dirección a la fortaleza. Como acto reflejo el Maestro y el Pintor miraron en la misma dirección. Los lobos movían las orejas, percibiendo algún sonido que a ellos se les escapaba, pero una cosa sí tenían claro todos los presentes: algo sucedía en el interior de la fortaleza que no traía consigo buenas nuevas.

-¿Kurus?- dijo balbuceando el Pintor.

-¿Qué están haciendo?- enarcó una ceja el Maestro.

-Dijiste que sólo era una ilusión.

-Y esperaba que ellas lo comprendieran y la deshicieran, sin ningún misterio más. Buscan demasiadas complicaciones, intento enseñarles lo sencillo que es el mundo que nos rodea, primario y racional.

-No creo que lo que esté pasando ahí dentro sea primario y racional Kurus. Empiezo a pensar que están en serio peligro.

-Corramos.

Ambos hombres fueron directos a la fortaleza, donde encontraron gigantescos relojes de arena que les conducía al averno.

Miembro
2 meses 2 dias

Un grupo de salvajes provenientes de la ciudadela se estaban internando demasiado en el espeso bosque.

-La fortaleza está tan sólo a dos días, pronto encontraremos a esa bastarda- dijo el cabecilla- No fiaron de nada ni de nadie que no sean vuestros compañeros. Esta expedición está en territorio de Kurus “El Guardián”, un gran y poderoso mago capaz de ocultar trampas mágicas en lo largo de la extensión de su propiedad. Ha costado, pero hemos encontrado el rastro de esa salvaje que quiere matarnos a todos, como si eso fuera posible- aportó con un tono irónico- No sé cómo, pero conoce la existencia de Kurus y, si esa malnacida es un poco agraciada, lo mismo se ha convertido en su alumna.

Miembro
2 meses 2 dias

Un pequeño temblor encabritó a los caballos, dejando caer a sus jinetes. Una pequeña brecha se interpuso entre una parte del grupo y la otra.

-¿Eso era una trampa?- preguntó un joven.

Zelran observó estudiosamente la brecha.

-No, esto es solo una puerta. Creo que debemos dirigirnos al averno.

La mayoría de ellos temblorosos siguieron a su capitán por medio de la gruta que se acaba de abrir ante ellos. Una especie de duna se veía a la lejanía, hasta que afinaron más la vista. Eran relojes de arena, dispuestos como un camino de baldosas, pero la arena de su interior no avanzaba ni hacia arriba ni hacia abajo, como si el tiempo en ese lugar estuviera completamente detenido.

Miembro
2 meses 2 horas

” Yo podría seguir enseñándoles, pero solo retrasaría la amarga despedida.
Después de todo, el camino de relojes es una creación de las dos por medio de sus corazones.
Quieren parar el tiempo para disfrutar de los momentos que les fueron arrebatados.
Pero por otro lado, ellas saben que el tiempo corre, y se les esta acabando ”

” Enseñarles mas seria contraproducente, y la prueba irrefutable es la cercanía de los salvajes a la fortaleza ”

” Las dos están en números rojos ”

Kurus había analizado la situación correctamente.

Miembro
1 mes 30 dias

El pintor no estaba dispuesto a ver a su hija perecer en una ilusión tan peligrosa. Miró a Kurus casi expectante y decidió internarse en aquella pasarela de relojes de arena.

-¡Toha, no!- gritó el maestro desde arriba- ¡Serás insensato! ¡Siempre lo fuiste! ¡Siempre me has metido en problemas!

-¡Siempre te han gustado las aventuras!- se oía a la lejanía.

El maestro se aventuró por la gruta con una sonrisa pícara y atrevida- Volvía a sentir su cuerpo vivo, resopló y continuó avanzando. No tardó en alcanzar al pintor.

-¿Por qué?- miró de reojo el maestro al pintor.

-¿No la has reconocido?

-¿Cómo?- enarcó una ceja el maestro- ¡No!

-Exacto, Organa es tu sobrina querido hermano.

Miembro
1 mes 30 dias

Organa y Claxius avanzaban por el sendero de relojes admirando lo que podría ser una creación de su propia mente, o quizá continuaba de ese modo la prueba del maestro.

Ambas iban caminado intentando entender por qué la arena estaba completamente paralizada. Claxius empezó a imaginar que los relojes se movían, pero no consiguió que se desplazara ni un solo grano.

Los relojes empezaban a estar más separados, dejando ante ellas un río de caudal extenso en medio de un desierto. Su agua era totalmente cristalina y se veía unas criaturas extrañas en el fondo. Justo cuando llegaron a ese paraje ambas sintieron un pequeño dolor en el pecho y ambas supieron que algo no iba bien.

Miembro
1 mes 30 dias

………………..

Miembro
1 mes 29 dias

En uno de los relojes se veía una niña riendo, mirando apasionada los árboles, descubriendo la tierra y los animales, avanzando con torpeza por medio del bosque.

La niña se asombraba por todo lo que le rodeaba y lo señalaba todo sin parar. Detrás de ella una joven morena sonreía de ver a la niña tan emocionada, explicándole todo y haciéndose la sorprendida. Era como si sólo existieran ellas dos.

La añoranza invadía al pintor que observaba las imágenes a través del cristal. Recordaba aquella escena, Organa sólo tenía un año, acababa de aprender a caminar sola y quería recorrer el mundo entero con sus pequeñas piernas. Observaba a la joven con más añoranza aún, no había mujer más hermosa que ella, su pelo oscuro contrastaba con sus ojos claros y sonreía simplemente de verla sonreír.

Miembro
1 mes 29 dias

-Las perdí Kurus, ya no hay manera de recuperar esto. Ya no somos una familia querido hermano. Mírala ahí sonriente, joven, bella… Mira a Sahna y niégame que no cometimos el mayor error de nuestra vida- decía el pintor desolado.

-Sigue viva Toha, es lo importante, algún día conseguiremos devolverla a su estado humano.

-El tiempo pasa Kurus, pronto será tarde, pronto ser humana será demasiado extraño, si es que no lo es ya. Nunca recuperaré a Sahna, pero no puedo permitirme volver a perder a Organa.

-Lo entiendo, de verdad que sí- el maestro se quedó mirando otro reloj que mostraba a tres jóvenes corriendo por las praderas, cómplices los unos de los otros de haber desobedecido las órdenes de su tribu.

Miembro
1 mes 29 dias

Zelran seguía el rastro de los relojes de arena pidiendo a sus hombres que no se entretuvieran, Las arenas del tiempo podían ser tan peligrosas como un arma mortal, mostraba esas grandes añoranzas del alma, de tiempos pasados y por los que cualquiera vendería su alma a los dioses del averno para volver a vivirlos.

Estaban inmersos en una trampa y no podía permitirse retrasarse, aquella muchacha debía morir lo antes posible para acabar con aquella estúpida misión.

De refilón observó una imagen que le traía bonitos recuerdos de su pasado, ese en el que todavía no era un mercenario de la ciudadela. Allí estaba él junto a sus amigos en las praderas, fijándose en la hermosa joven morena, en su sonrisa, en sus ojos, no había nada en ella que pudiera ser mínimamente erróneo. Cerró los ojos, no quería caer en la trampa.

Pero ahí estaba ella, despeinándose con el viento, respirando rápidamente por la carrera, notando con sus pies descalzos la hierba.

Miembro
1 mes 29 dias

-Oh Sahna, mi querida Sahna, cuánto hemos cambiado en todos estos años- susurró Zelran.

Miembro
1 mes 27 dias

— ¿ Hace cuanto que están usando aura ? — pregunta Toha deteniendo a Kurus.

— Hace bastante — respondió el maestro gravemente.

— ¿ Les dijiste que el aura no es ilimitada ?

— Sus cuerpos estarán experimentando fatiga, aunque en el caso de Claxius el campo de fuerza que la rodea comenzara a disminuir. Es como si estuviera quemando calorías — respondió técnicamente Kurus.

— ¿ Pero el resultado es el mismo ?

— Si, por eso necesitan alimentarse y descansar. El aura es energía que se va gastando según uno la vaya utilizando.

— Como el ejercicio.

— Pero no deben extralimitarse. No deben forzar el cuerpo mas de lo debido, ya que podrían perder la conciencia.

Miembro
1 mes 27 dias

Organa y Claxius se recostaron una contra la otra, espalda contra espalda, notando como continuaban las punzadas en el pecho.
Nunca habían sentido algo así, por lo que trataron de tomar aire lentamente y luego soltarlo.
Haciendo esto, el dolor fue disminuyendo de a poco, quedándose en esa posición hasta que se fuera por completo.

El cansancio las termino por vencer y cedieron al sueño, no sin antes ver que unas sombras se acercaban a ellas.

Miembro
1 mes 27 dias

Después de unas horas, despertaron en una especie de cama mullida, hecha por hojas.

Las sombras resultaron ser caraconos, brujitos diminutos que les llegaban hasta la rodilla a las chicas.
Ellos no hablaban, despedían sonidos similares al movimiento de las hojas por el viento.
Haciéndoles una señal, un caracono las llevo ante una mesa repleta de víveres.

Miembro
1 mes 26 dias

Las chicas empezaron a comer sintiéndose muchísimo mejor, notando la energía aumentar en su interior. Sus cuerpos estaban descansados y las fuerzas iban en aumento.

Cogieron una jarra, el líquido que había dentro aparentaba ser leche, pero su sabor decía lo contrario. Era dulce, suave al paladar, calmaba su sed, su hambre y el poco cansancio que les quedaba en el cuerpo. Era una bebida deliciosa para ambas.

Claxius se percató que los pequeños seres estaban muy interesados en que tomaran esa bebida. Organa empezaba a beberla con demasiado interés, casi parecía adictivo. Claxius dejó de beber y se quedó observando a los pequeños brujos, estaban sonriendo, aquello no le gustaba nada.

-¡Quieta! ¡No bebas más!- le gritó a Organa- Deja de beber Organa, cuanto más bebas, más difícil nos será salir de aquí.

Miembro
1 mes 26 dias

Kurus empezaba a fruncir el ceño, estaba sintiendo algo que no le gustaba, pero aquello no era un presentimiento, aquello era peor.

-¿Qué te pasa Kurus? ¿A qué viene esa expresión tan agorera?

-Empiezo a perder su rastro Toha, no me gusta nada esta sensación. El aura sigue haciendo efecto, pero es como si ya no lo controlasen ellas, tampoco mi aura es la que predomina aquí. Toha, creo que han cedido al sueño.

-¿Qué? ¿Cómo? ¿Qué significa eso?

-Si han cedido al sueño en el camino hacia el averno, esos malditos caraconos estarán intentando hacerlas presas de su dimensión, les sangrarán la magia y luego alimentarán a Galdan, su perro protector, con sus vidas. Tenemos que encontrarlas y rápido. Esperemos que sean más listas de lo que ambos creemos.

Miembro
1 mes 26 dias

Ambos comenzaron a correr, dejando atrás los relojes de arena, llegando al río, donde encontraron el rastro de Organa, Claxius y de los salvajes de la ciudadela.

-No estamos solos- exclamó el pintor.

-No, ya veo que no- contestó el maestro

Miembro
1 mes 26 dias

Zelran había conseguido llegar hasta el río sin sucumbir a las escenas de los relojes, al contrario que muchos de sus hombres. Sabía que el viaje no había finalizado, pero ese tramo sería mucho más tranquilo, o eso esperaba.

-¡Kurus gran amigo! Hacía tiempo que no nos veíamos, ¿cuántos años ya? ¿Quince? Sí, es posible que sí…

-¡Maldito traidor!- gritó Kurus en cuanto lo vio.

-Todavía recuerdo nuestro último encuentro, ese en el que lo perdiste todo por no querer entrar en razón y servir a nuestro gran señor. ¡Oh Kurus! Serían un gran maestro de la magia si te hubieras unido a nosotros, pero preferiste la sangre y la destrucción.

-¡Traicionaste a los nuestros! ¡Maldito bastardo malnacido! Generaste una guerra simplemente por el oro, ¡por oro!

Miembro
1 mes 26 dias

-No, lo hice por el poder. Puedes ser muy rico y no tener poder, entonces sigues siendo una rata de cloaca Kurus. Con poder manejas el mundo, manejas a los hombres y sus entresijos. Con poder, no hace falta mucho, sólo saber manejar los hilos para que todo esté a tu favor. Pero tú que sabrás de poder- dijo Zelran con desprecio- Sé que esa niñata engreída está aquí, no debería ir a buscarla, debería dejar que se la trague el averno, pero es que quiero asegurarme que esa perra esté muerta.

-¡Te mataré! Juro que te mataré antes de que le pongas una mano encima- gritaba Kurus

-¡Valiente malnacido!- rabiaba Toha.

-¡Anda! Veo que a este también le importa la mocosa. No me digáis que le habéis tomado cariño a esa sucia perra.

Antes de que pudieran gesticular alguna palabra más de rabia, ambos hermanos empezaron a conjurar su aura para intentar matar a Zelran. El averno tembló, la batalla se había desatado.

Zelran entornó los ojos y rió.

Miembro
1 mes 24 dias

— Taelus — recito Zelran, apareciendo un ataúd de oro entre los hermanos, cuyo contenido dejaba entrever unas vendas negras que levitaban sin viento alguno.

Kurus y Toha detuvieron el contraataque mirándose aterrados por primera vez.

— Mi señor me dio el nombre de este hechizo
— dijo Zelran mirándolo con malicia, para después posar sus ojos en Toha — Aunque no esperaba que tu también estuvieras aquí. El no me dijo los efectos que le pueden causar a dos personas.

En ese momento, Kurus se dio cuenta que su viejo amigo nada sabia del hechizo convocador.
Hablaba de manera tan altanera como si ese ataúd fuera un juego.

Las vendas comenzaron a hacer presión sobre el ataúd para abrirlo, reconociendo que en su interior se encontraba el mago que tanto daño le había hecho a Toha y a Organa.

Miembro
1 mes 24 dias

— El Taelus asume la forma que mas temes — dijo Kurus.

Desde este punto Toha y Kurus mantuvieron un duelo mental contra sus miedos, tratando de cerrar el ataúd.

Zelran estaba satisfecho y se fue relojes mas abajo, en busca de Organa y Claxius.

Miembro
1 mes 23 dias

Existen maneras de obstaculizar a un usuario de aura, y una de ellas es el hechizo de nombre Taelus.

Se debe mencionar que un hechizo, a diferencia del aura, tiene un numero de veces en que puede ser utilizado, aunque su efecto siempre da en el blanco a no ser que un usuario de aura lo rechace a tiempo.

Miembro
1 mes 23 dias

— Estamos perdiendo tiempo valioso —señalo Toha toscamente. Eran las primeras palabras que salían de sus labios.

— Pero solo existe una manera de detener este hechizo y es superponer nuestros miedos. Con ello lograremos corromper el hechizo — hablo Kurus muy lentamente.

El hechizo aun tenia la forma del mago, por esto necesitaban concentrarse mas hasta deformarlo.
Zelran había cometido un error, y si Toha no estuviera junto a Kurus, de seguro el maestro hubiera muerto.

Miembro
1 mes 23 dias

Organa dejó de beber aquel líquido de forma brusca, aunque su cuerpo le pedía que siguiera bebiendo más. Claxius seguía insistiéndole que no debía de beber mientras intentaba averiguar cómo podían salir de allí. El tiempo se les agotaba y las ideas también.

Los brujillos comenzaban a estar furiosos al ver que sus invitadas dejaban de beber y comer todo lo que ellos les habían ofrecido.

Claxius comenzó a caminar, dejando a Organa atrás, la cual comenzó a beber de nuevo, cosa que calmó a los pequeños brujos. Parte de éstos empezaron a perseguir a Claxius enfurecidos.

-Malditos enanos… ¿cómo vamos a salir de aquí? Estoy segura de que esto es un plano de sueño, debemos descender. ¿O quizá no sea eso?- entonces Claxius vio una daga, cogió a uno de los brujillos que la perseguía y le rozaba con ella en el cuello- Habla maldito duende, ¿cómo escapo de aquí? ¡Habla o te mato!

-Tú poco posible. Ella no poder- contestó.

-¡Maldito enano!

Miembro
1 mes 23 dias

La imagen de Claxius empezaba a desvanecerse para Toha, cosa que le parecía satisfactorio y que pronto acabaría aquel calvario, pero entonces apareció la forma de un lobo blanco completamente ensangrentado. Poco a poco la forma del lobo se transformó en una mujer.

-Sahna- susurró el pintor.

-¿Sahna? No Toha, esa es Claxius.

-No Kurus, estoy viendo a Sahna apuñalada junto a Organa, está muerta junto a ella. ¿Y si la han matado antes de llegar hasta aquí?- decía con las lágrimas asomando por sus ojos.

-Toha escúchame, esto es una ilusión, no es real. Ambas están vivas, ambas volverán a casa, pero debemos enfrentarnos a ello. No te rindas al hechizo, debemos deshacerlo.

Ambos hermanos observaban el ataúd sin saber muy bien qué hacer, sintiendo un dolor indescriptible, les faltaba la respiración y no paraban de llorar. El hechizo estaba funcionando, se les estaba muriendo el alma.

Miembro
1 mes 23 dias

Kurus empezó a entonar un canto típico de la tribu. Aquel canto siempre le había calmado y esperaba que calmara también a Toha, ya que su madre se la cantaba cuando estaban enfermos.

Pronto la respiración del maestro se volvió lenta y profunda y el dolor se fue calmando. miró el ataíd y comprendió que no quería que las chicas murieran tan jóvenes por ser un mal maestro para ellas. Comprendió que la muerte de ambas, si perecían en este camino, caería con todo su peso sobre su conciencia y su alma, pero eso todavía no había ocurrido. Comprendió que no se había rendido todavía, aún tenían tiempo de encontrarlas, de hacer todo lo posible. Y, justo en ese momento, comprendió que siempre se había culpado por la extinción de la tribu cuando lo hizo todo por salvarla.

Las chicas del ataúd empezaron a despertar de aquel sueño eterno. Kurus había conseguido vencer al hechizo sin vencer su mayor miedo. Ahora le tocaba a Toha.

Miembro
1 mes 22 dias

Claxius nota como los brujos sostienen fuertemente sus túnicas al mismo tiempo que repiten un canto que va in crescendo.
Rápidamente agarra al caracono que tenia al lado, rasgando sus vestiduras con la daga y encuentra lo que parece ser una rama.

— ¿ Esto que es ? — pregunta la granjera.

Los caraconos se sientes perturbados por el descubrimiento, quebrando la concentración del canto.

— ¡¿ Esto que es ?! — pregunta con mas fuerza la granjera, observando como la rama proyecta una linea amarilla muy delgada hasta los dos recipientes .

No, no era solo una. Era miles de lineas que provenían de varias direcciones.

La pregunta no fue respondida, ni siquiera hacia falta.
Claxius se adelanto dándole una patada al caracono que voló por los aires hasta chocar con sus compañeros.
A ultimo momento la granjera se había apoderado de la varita y corrió hasta Organa.

Miembro
1 mes 22 dias

Organa se encontraba bebiendo y no escuchaba lo que decía Claxius, por lo que la granjera siguió su instinto e introdujo la rama en los dos recipientes.
Sorprendida noto como la rama absorbía su contenido, y finalmente Organa se detuvo.
Claxius le dio la rama a su amiga y emprendieron lentamente la huida.

Miembro
1 mes 19 dias

Corrían notando sus pulmones arder por el esfuerzo, notaban pinchazos en sus piernas y tenían la sensación de estar completamente agotadas, pero continuaban intentando llegar a la salida. El esfuerzo les consumió la energía, sintiendo como el sueño se apoderaba de ellas, consumiéndolas hasta cerrar los ojos y dejar que la negrura las embullase por completo.

Claxius fue la primera en abrir los ojos y darse cuenta de que volvían a estar junto al río, justo donde horas, o quizá días, antes se habían tumbado a descansar. Supuso que Organa aún tardaría bastante en despertar, pero estaba convencida de que lo lograría, que volvería a la realidad, que despertaría.

Lo que tenía muy claro es que los peligros no habían acabado aún, no. Sentía el peligro cerca, tenía esa sensación de que iba a salir todo mal.

Miembro
1 mes 18 dias

— Tienes algo que me pertenece — dijo un hombre a escasos metros de Claxius.

— ¿ Y tu quien eres ? — le pregunto al extraño.

— Oye, tranquila. Tu no tienes nada que ver con esto — contesto Zelran levantando las manos para que la chica las vea — . ¿ Me vas a hacer las cosas fáciles o voy a tener que inmovilizarte a ti también ?

— Hace un momento dijiste que tengo algo que me pertenece, ¿ es esto ? — pregunto Claxius retirando la varita de las manos de Organa y mostrándosela.

— No.

— ¿ Es ella ? — pregunto mirando a su amiga que estaba descansando.

— Si.

— ¿ Por que ?

— Mira, niña. No estoy de humor. Cuando vengan los demás…

— Así que hay otros. Por lo que creo tu eres el que esta en infinidad de condiciones — dijo lentamente Claxius, tratando de escoger bien sus palabras — . ¿ Ves esta rama ? Tiene poderes. Habla o veremos lo que hace.

— ¿ Veremos lo que hace ? No eres muy convincente, niña estúpida.

Miembro
1 mes 18 dias

— Entonces tienes un 50/50 de salir herido.

— Ni siquiera me conoces. Podría matarte con una palabra.

— Si, claro — se mofo Claxius.

En ese preciso momento se despertó Organa, pero permaneció escuchando la conversación.

Claxius estaba segura que su enemigo no iba a ceder, pero de un momento a otro Zelran le sonrió.

Organa sabia lo que iba a intentar el enemigo. No sabia quien era, pero la sola mención de matar con una palabra era suficiente para saber que se trataba de algún residente de la ciudadela.

Miembro
1 mes 18 dias

— ¿ Quieres una historia ? Bien, tendrás una historia.

Esta niña es una de las pocas sobrevivientes de la aldea de curanderos.
Hace unos años la aldea en la cual habitaba fue asediada por salvajes, proscritos que ahora forman parte del ahora ejercito de la ciudadela.

Parece que empezó a verse de mal modo que los curanderos de la villa no compartieran sus conocimientos con el consejero del rey, mi señor. Una persona bondadosa en la cual recae el peso de proteger al rey y a todos sus habitantes.
Una competencia desleal a su vez porque ( como sabes ) la 7 ( ahora 6 ) villas que poseen habilidades especiales permanecen en el anonimato, impidiendo que mi señor adquiera esos conocimientos.

Miembro
1 mes 18 dias

— Igualmente, yo quiero saber mas cosas — dijo Organa, reincorporándose y dándole un golpe al pecho de Zelran — . No se quien eres, pero sirves mejor vivo que muerto. Y por si no lo sabes, ese golpe que te propine te impedirá hacer hechizos de palabra por el momento. Agradécele al mago cuando lo veas.

Organa se volvió a recostar haciéndose un ovillo y durmió placenteramente.

Pero nadie le sacaría a Zelran la imagen de los ojos de Organa idénticos a Sahna.

— Tiene los mismos ojos que Sahna….

Miembro
1 mes 16 dias

En tanto, a Toha se le presento la imagen de lo que una vez fue la villa dentro del ataúd.

Se vio a si mismo, unos años mas joven, ser aceptado en la villa junto a Kurus y Zelran.

La imagen cambio dramáticamente, mostrando la primera vez que se enfrentaba cara cara con una de las curanderas.

— ¡ Es que no entiendo porque no cobran por sus conocimientos ! — estallo bastante alterado Toha.

— Eso mismo, no lo entiendes. Eres lo bastante joven como para saber el precio adecuado de las cosas. No todo se basa en lo material — contesto tranquilamente la curandera siguiendo con su labor — . Por ejemplo ahora : Estas perdiendo el tiempo con una discucion sin sentido que podrías aprovechar para tu bien.
Ahora mismo estas usando parte de mi tiempo, parte de mi descanso.

Miembro
1 mes 16 dias

— Lo siento… — dijo Toha sintiéndose fuera de lugar.

— La paciencia no es propio de los jóvenes, ¿ quien dice que la villa no obtiene recursos por nuestro oficio ? Mientras podamos subsistimos mediante el trueque por medio de las villas mas cercanas.
Pero eso ya lo sabes, y sin embargo no has prestado atención en notarlas.
Piensa antes de actuar, ahora vete. Mañana tendré tiempo para enseñarte cosas que valgas la pena.
Usa el tiempo que tienes, y no lo pierdas.
Aprende.

Miembro
1 mes 16 dias

Y Toha aprendió bastantes cosas de la villa.

A veces lo curanderos no cobraban por su trabajo porque las personas no tenían manera de pagarles, pero en oportunidades aparecían los hijos de esas personas afectadas a prestar ayuda, forjando un vinculo que ayudaba a las buena relación entres la villas.

Miembro
1 mes 16 dias

— Si no hubiera ayudado a ese viajero no hubiera aprendido nada del aura. Procedí a curarle las heridas como me enseño la curandera, mientras tanto entraba en conversación con el.
Y ahora, aunque me haya equivocado, los salve gracias a su conocimiento. Salve a cuantos pude debido el asedio de los salvajes.
Envolví a Sahna y a los que tenia alrededor bajo la apariencia de lobos — dijo en voz alta Toha, y con fuerza pudo cerrar el ataúd, empujándolo al vació, haciéndolo pedazos.

— Uff, fue difícil — suspiro Kurus — . Descansemos un poco y luego ataquemos a los salvajes por detrás.

Miembro
1 mes 15 dias

Ambos hombres continuaron su rumbo a paso acelerado hasta que se toparon con una escena que no les gustó nada.

Allí estaba Organa tendida en el suelo, aparentaba estar dormida, sólo eso, pero ambos pensaron que también podría estar muerta. Claxius apuntaba a su adversario con una especie de rama en una postura defensiva dispuesta a atacar en cualquier momento. Rodeando la escena estaban los demás hombres, esperando la orden para asesinar a la joven en medio de risas. Y allí estaba él, Zelran, dispuesto a manejar la situación con aires heroicos.

-¡Qué tal si os metéis con alguien de vuestro tamaño bastardos!- gritó el Maestro.

Los hombres se volvieron de golpe mientras Zelran sonreía pícaramente sin apartar la mirada de Claxius.

Miembro
1 mes 15 dias

-¿De qué te ríes? ¿Te hace gracia que pueda matarte?- recriminaba Claxius.

-Estoy convencido de que lo harías- contestó en tono irónico- pero estoy más convencido de que no sabes manejar esa cosa y menos cuando veas cómo mis hombres matan a tu querido maestro.

Claxius desvió la mirada y encontró dos figuras al fondo, detrás de la barrera que habían formado aquellos hombres. A la lejanía pudo distinguir con dificultad al Maestro, pero no sabía quién era el hombre que lo acompañaba.

-Lo traicionará. Lo matará. Es de los míos- le aclaraba Zelran.

-¡Mientes! ¡Cierra ese maldito hocico sabandija! El maestro nunca se dejaría engañar, va siempre dos pasos por delante- contestaba Claxius sin poder ocultar su nerviosismo.

-Si tú estás convencida… Tú maestro no es el mejor mago que existe en esta tierra- dijo con desprecio- nunca podrá ganarme. ¿Me has oído? Yo soy mucho más poderoso. Y antes de salir de aquí estaréis todos muertos.

Miembro
1 mes 9 dias

Minutos antes…

— No tenemos idea con lo que nos encontraremos, pero tengo estos datos — propuso Kurus haciendo con sus dedos un triangulo en la arena por medio de aura.

1) El aura de las dos guerreras estaba a punto de desaparecer. Estaba seguro que se trataba de los caraconos, pero por alguna razón pudieron escapar.
Están vivas. No se en que estado, pero están vivas.

2) Los salvajes nos llevan una buena ventaja. Es muy posible que ya se encuentren en el averno.

3) Zelran.

Lo peor que podría pasar es que los tres datos se encuentren en el mismo lugar.

— ¿ Y si lo están ? — pregunto Toha.

— Llevamos la mínima ventaja de poder ver el panorama. Ya se nos ocurrirá algo.

Miembro
1 mes 9 dias

— Si, pero demos por hecho una cosa : Organa y su amiga estaban cansadas a tal punto que pensábamos que se iban a desmayar porque se estaban excediendo con el aura, ¿ hasta ahí de acuerdo ? — puntualizo Toha.

— Si, de acuerdo. No podíamos sentir sus presencias a través del aura, pero pasadas unas horas volvimos a sentir sus presencias — contesto Kurus.

— Porque comieron. No existe otra manera en la que pudieran restablecerse tan rápido, a lo que nos lleva a la siguiente pregunta : ¿ Donde consiguieron los alimentos ?

— Una pregunta muy bien elaborada. En el Averno no hay alimentos que puedan ser digeridos por seres humanos, con lo que llegamos a una conclusión inamovible : La magia de los caraconos

— Cualquiera que se pierda en el Averno sera presa fácil de los caraconos. Porque les gusta aparentar ser bondadosos y serviles cuando en realidad lo que quieren es robar la energía del incauto.

Miembro
1 mes 9 dias

— Si, y en ese momento notamos de nuevo como comenzaba a disminuir el aura otra vez — señalo Kurus.

— Pero en el ultimo momento se salvaron. No se como, pero se salvaron — dijo Toha pensando.

— Lo que sacamos de esto es que están débiles, y es muy posible que tarde o temprano caigan a merced de los salvajes — contesto Kurus.

Miembro
1 mes 9 dias

Después de reunir toda la información, emprendieron el camino hasta el averno.

Faltando 5 relojes de arena para el Averno, y viendo que no veían a los salvajes, dieron por hecho que ya se habían reunido con Zelran.

— Ni bien los veamos tenemos que analizar la situación a contra – reloj — dijo Kurus viendo la poca distancia que había.

Y finalmente, pisaron la tierra del Averno.

Miembro
1 mes 9 dias

En un momento Zelran los vio y amenazo a Claxius con que Toha asesinaría al maestro Kurus.
Ella dudo un segundo, pero después estallo sabiendo que no tenia que creer en lo que decía.
Pero la amenaza de la duda se instalaba en su corazón por momentos.

Del lugar donde estaban Toha y Kurus salio disparado un balón a una velocidad superior a la de Organa y Claxius, que reventó la cara de uno de los salvajes.

Zelran vio a Kurus tocarse la pierna derecha, dándose cuenta que había pateado la pelota.
El salvaje cayo muerto, sin cabeza.

La pelota, luego del impacto, quedo intacta en el suelo.

Lleno de ira, uno de los salvajes agarro la pelota para arrojarla hacia Kurus, pero cuando la toco el balón se prendió fuego, quemandole las manos.

Miembro
1 mes 9 dias

Cuando Zelran volvió a mirar adonde estaban el maestro y el pintor, estos habían desaparecido.

— Esto es solo una advertencia — dijo un de los salvajes viendo la situación — . ¿ Por que no la matamos ahora ? La otra chiquilla no sera un problema. Esta asustada.

— Unas horas mas que siga con vida no harán la diferencia — dijo cortarte Zelran — . Y si me puedo llevar al maestro y al pintor a una muerte segura tanto mejor.

Miembro
1 mes 5 dias

-¿Cómo se te ocurre chutar la pelota? ¡Podrías haber perdido la pierna!

-Si no la chuto, no tendría suficiente fuerza. Hubiéramos perdido solo a un salvaje, necesitábamos más bajas. Son demasiados para nosotros dos.

-Tracemos un plan.

Miembro
1 mes 4 dias

— No chute la pelota porque si, Toha. Los puse sobreaviso. Pero lo importante es que me digas que fue lo que viste. Todo lo que recuerdes.

— Mas o menos serán 12 salvajes contando a Zelran. Por lo que pude apreciar había alguien detrás de el porque no dejaba de mirar hacia atrás.
Están formando una especie de barrera circular como defensa — dijo Toha tratando de recordar.

— Ok, ojo que son suposiciones mías — dijo Kurus analizando la situación fríamente — . Bueno, es un hecho que los salvajes se reencontraron con Zelran.
En cuanto a lo estratégico, la barrera circular es vulnerable si dos o mas atacantes atacan en dos puntos diferentes.
Pero si se trata de atacar tenemos que atacar ahora.

Si llegaste a ver algo detrás de Zelran, una de dos, o es Organa o es Claxius.
Y suponiendo que es ahora general entre salvajes es muy posible que quiera tener vigilada a las dos.

Miembro
1 mes 4 dias

— ¿ Y cual es el plan ? — pregunto Toha ansioso.

— Después de todo lo vivido hasta ahora, los salvajes deben estar aterrorizados con las historias del mago de la fortaleza. Hay que moldear su miedo y convertirlo en terror — contesto Kurus creando una especie de niebla que comenzó a extenderse por todo el territorio — . Vamos.

Miembro
1 mes 15 horas

— ¿ Vamos ? ¿ Así como así ? ¿ Por que no me explicas que es lo quieres hacer ?

— Con la nieblas sera mas fácil pasar desapercibidos — explico Kurus.

— ¿ Y ? — le insistió Toha.

— Y tu me dirás que es lo que quieres hacer después.

— ¿ Que ? — pregunto el pintor completamente confundido.

— Quieres matar al mago y terminar con todo esto. Lo estas evitando, hasta yo lo hago.

— Quiero recuperar a Organa. Después… veremos.

— ¡ Al carajo ! Se estaban preparando para ir a la ciudadela si esto no hubiera pasado — protesto el maestro recordando a Sahna y a los curanderos de la villa.

— Pero apareció Zelran.

— No lo vi venir — reconoció Kurus.

— No, el es la llave para entrar a la fortaleza. Lo necesito vivo.

Miembro
1 mes 15 horas

— ¿ En que consiste la niebla, Kurus ? — pregunto Toha nuevamente — . No puede ser solo distracción. Tu eres mucho mejor aplicando el aura que yo.

— Es solo ajedrez. Hay que adelantarse al movimiento del enemigo — sonrió Kurus — . En este caso podemos confundirnos entre la niebla y atacar, pero también este poder reconoce a los usuarios de aura rodeándolos y tornándose la niebla de color verde. Así podremos encontrarlas mas fácil.

— ¿ Y Zelran ?

— Por eso tenemos que llegar antes que la niebla cubra todo el espacio.
Localizamos a Zelran y lo dejamos fuera de combate.
Para ese momento los salvajes, viéndose acorralados por la niebla se disperaran.

— ¿ Cuando viste que un poco de niebla puede llevarlos a la locura ?

— Podemos moldear la niebla ya que fue creada por aura. Al usarla habrá menos densidad en la visión al utilizarla. Mejor para nosotros.

— Osea que cuanto mas bestias sean moldeadas por el aura, habrá menos niebla.

Miembro
1 mes 15 horas

— Bestias, lo que sea. Aunque al estar formados de niebla estos los traspasaran. No tienen consistencia.

— Como los fantasmas.

— Si.

Miembro
28 dias 6 horas

-Vamos allá.

Kurus y Toha se pusieron en posición, agazapados entre la poca maleza que había para tener controlados a sus enemigos, pero que estos no los interceptaran.

-La niebla tiene que aparecer muy lentamente o sospecharán y quizá Zelran intente disiparla.-dijo el maestro.- Recuerda Toha, hay que alejarlos los unos de los otros.

Miembro
28 dias 6 horas

Zelran intentaba convencer a Claxius para que se uniera a él y lo ayudara a matar al Maestro, pero Claxius seguía impasible a ceder ante tal proposición. Su mirada de rabia decía mucho más que sus palabras temblorosas.

De repente, de una forma casi imperceptible, apareció una neblina ante ellos, poco a poco esa neblina se fue haciendo más espesa hasta que fue imposible ver más allá de lo que estaba a un palmo de distancia. Claxius buscó a Organa y se agazapó a su lado. Zelran intentó divisar a sus hombres, perdiendo de vista a la chica.

Pronto temió que fuera una trampa y se dispuso a usar su aura. Sin embargo el sonido de un gruñido lo distrajo lo suficiente para no convocar ningún conjuro. Al girarse le pareció ver una sombra de un lobo acercándose a él.

El resto de hombres estaban completamente desorientados, marchando hacia dónde creían que era la dirección correcta, alejándose los unos de los otros sin darse cuenta.

Miembro
28 dias 6 horas

Ante ellos aparecieron diferentes animales furiosos, sus gruñidos eran aterradores. Kurus y Toha fueron aprovechando la confusión para ir deshaciéndose de ellos. Uno a uno fueron vencidos. Ahora solo quedaba Zelran.

Pero Zelran seguía ahí, mirando la sombra de ese lobo que se acercaba a él furioso y hambriento de sangre humana. Un lobo blanco apareció en medio de la niebla, que ya no era tan espesa. Sus ojos grises y brillantes tenían una facción que Zelran conocía de cuando era un simple niño, conocía muy bien esos ojos.

-No…No puede ser…

El lobo enseñó sus colmillos y se abalanzó con la intención de atacar. La niebla se deshizo y el lobo desapareció a escasos milímetros de su piel.

-Ni siquiera te mereces que sus ojos sean los últimos que veas- le dijo Kurus.

-Ella está muerta. ¡Muerta!

-Está peor que muerta Zelran, está viendo como no puede disfrutar de todo lo que ama por nuestra culpa.

Dicho esas palabras, Kurus se acercó a Zelran y le clavó una daga.

Miembro
28 dias 6 horas

-Quizá ya no salgas de aquí amigo- le susurró Kurus al oído.

-Quizá sí- y Zelran desapareció antes los ojos de Kurus y Toha.

Miembro
28 dias 6 horas

Se percataron de la presencia de las dos jóvenes, ambas en el suelo. Organa parecía que empezaba a recuperar las consciencia.

-Bueno chicas, ha sido un día muy largo, volvamos.

Antes de que Organa pudiera abrir los ojos volvían a estar en la fortaleza, aparentemente a salvo de todo.

Miembro
24 dias 18 horas

— Hay que desaparecer — comenzó Kurus sabiendo de antemano la reacción de Toha.

— No, hay que atacar ahora. ¡ Me estas retrasando ! — exclama el pintor lleno de ira.

El maestro tironea del brazo de su hermano.

— Eso es lo que quieren, estúpido. Zelran era el cebo para nosotros.

El insulto lo trajo a Toha a la realidad.

— Si los buscamos nos atraparan. Tenemos que esperar.

— ¿ Cuanto ? — pregunta Toha de mal humor.

— 3 años — dijo Kurus sin anestesia.

— Estas delirando, ¿ 3 años ? En 3 años habrán acabado con todas las aldeas.

— No lo creo.

— ¿ Y mientras tanto que vamos a hacer ?

— Recuperar los años perdidos con Organa, por ejemplo. Para ambos — respondió tajante el maestro.

Miembro
24 dias 18 horas

— Pero para eso, y sabiendo que ya es de familia el tema de la venganza cuéntale de una vez por todas quienes son los lobos en realidad — dijo Kurus sonriendo.

— Me estas reteniendo para que no me vaya. Eso es….

— No quiero enterrar a mi hermano y que su esposa me lo recrimine para toda su vida.

Duras palabras dijo el maestro y el pintor finalmente accedió.

— Esta bien, ¿ y adonde iremos ? Permanecer aquí es suicidio — dijo derrotado Toha.

— Acompañaremos a Claxius a derrotar a una bruja y recuperar las memorias de su padre.

Miembro
24 dias 17 horas

— ¡ Y eso solo retrasaría las cosas !

— Hay que pensar muy bien como invadir la ciudadela. Para ese entonces Organa habrá ganado nuevas habilidades y si Claxius esta de acuerdo la acompañara — dijo Kurus — . Hasta ahora la ciudadela no se ha vuelto del todo hostil. Solo nos están buscando a nosotros. Desaparecer es lo esencial.

— Quieres que la aldeas tomen participación en esto, pero seguro no lo harán.

— Nuestra aldea era la mas querida. No seas tan pesimista. Tenemos 3 años.

Miembro
23 dias 15 horas

En esos 3 años Organa recupero el tiempo perdido con su padre y se llevo una gran sorpresa cuando Kurus le dijo que era su tío.
Pero la frutilla del postre fue saber que los lobos que la habían aceptado para formar parte de su manada eran sobrevivientes de la villa, entre ellos, su madre.
Organa lloro de felicidad al encontrar a su familia reunida y que no todo estaba perdido.

En cuanto a Claxius, ella no tuvo problemas en vencer a la bruja mientras el maestro la supervisaba.
La rigurosidad del entrenamiento rindió frutos y finalmente su padre recupero su verdadera memoria, ya que había sido reemplazada por otra implantada por la bruja.

Miembro
23 dias 15 horas

Y sobre Zelran, Toha nunca perdió las esperanzas de cazarlo, pero encontrándose en las inmediaciones de la ciudadela era muy fácil despertar sospechas.

Zelran acostumbraba tomar en un conocido bar de la ciudadela desde la derrota de su facción, siendo degradado.
Pero eso no lo había afectado.
Lo que lo había afectado gravemente eran los ojos de Organa y el lobo blanco que apareció en la niebla aquella vez.

En una oportunidad Toha les pago a unos hombres para saber los movimientos de su
ex – amigo bajo la apariencia de un pordiosero.
Pero los hombres solo jugaban con el pintor dándole datos falsos al verlo tan decadente.
Cada vez las mentiras eran mas irreales que el pintor empezó a dudar.
No fue hasta que los amenazo con una daga que prestaron sus servicios.

Miembro
22 dias 3 horas

El invierno dejaba una estepa de nieve fuera de aquel tuburio. Una taberna llena de ruido y música desafinada, dónde se movían los negocios más turbios de la ciudadela. Ladrones, asesinos, traficantes y prostitución eran los clientes habituales.

Kurus entró en la taberna con el rostro casi ocultado por completo por la amplia capucha que le resguardaba del frío de la calle. Con los pies empapados por la nieve fue dejando un rastro hacia una de las mesas apartadas del fondo, observando cada detalle de su alrededor.

Se quedó lo suficiente cerca de una mesa que estaba ocupada por un hombre moreno, con una capa sucia, pero con unas botas impermeables que impedían que traspasara el agua y el frío de la nieve. Sus pantalones estaban impolutos y asomaba la empuñadura de la que sin duda era una buena espada. Su rostro estaba cubierto por una capucha, pero se distinguía una barba espesa y bien cuidada. Sin duda alguna, aquel hombre no era un cliente habitual.

Miembro
22 dias 2 horas

Pronto se le acercó un hombre, con aspecto completamente opuesto, desaliñado y lleno de suciedad. Se sentó justo enfrente y lo miraba casi con desafío.

-No hay novedades y ya han pasado tres años- decía el moreno.

-Vendrá, nunca me dejará tranquilo hasta que me vea muerto.

-Tu plan nunca me gustó, capitán.

-Me ha estado espiando, vendrá.

-¿Y qué pasará cuando venga?

-Eres demasiado lento Gus, ya está aquí- dijo el hombre desaliñado sonriendo.

-Toda una lástima Gus que hayas tardado tanto en darte cuenta de que estaba justo detrás de ti- dijo el maestro con una daga en su cuello- Y ahora, solo puedes hacer una cosa: morir.

Kurus clavó la daga en el cuello del que se había convertido en el capitán de la guardia del Rey. Zelran sonreía al ver que por fin tenía a su alcance a Kurus. El sonido cesó y ambos fueron el centro de atención.

-Encantado de volver a verte- dijo Zelran.

-El placer es mío de matarte- contestó Kurus.

Miembro
21 dias 43 minutos

La taberna continuaba en silencio, con todos los ojos puestos en ellos y en el cadáver que todavía manaba algo de sangre por su garganta. Parecía que pronto volvería la música y el jolgorio, pero varios hombres se fueron acercando lentamente hasta los dos protagonistas de la escena.

Casi sin darse cuenta Kurus estaba rodeado por soldados disfrazados y Zelran continuaba con esa sonrisa maquiavélica en su mugrienta cara.

-No te matarán. No hasta que nos digas dónde está la muchacha. Si tú estás aquí, ella no andará muy lejos y la necesitamos a ella, no a ti. Tú no eres tan importante como creías, nunca lo has sido y nunca lo serás.- decía Zelran con desprecio.

-¿Y por qué piensas que te lo voy a decir?

-Porque lo único que ganarás es dolor ocultando su paradero. Podrías vivir si nos dices dónde está. Ella no es nadie para ti. En realidad, no es nadie ni nada para nadie.

-Para ti debe ser importante si la buscas con tanto empeño.

Miembro
21 dias 35 minutos

-El Rey la quiere muerta por amenazarlo, es culpable y ese es su castigo. Y, mi cometido, es llevarla ante él o matarla si se resiste.

-Entonces, el Rey tiene miedo de una mocosa que no es nada ni nadie. Que no importa lo más mínimo, pero él le teme. Hay dos opciones, o mientes… o tu rey es un cobarde de lo más miserable para temer a una niña.- Kurus sonrió con picardía.

-¿Por qué lo haces tan difícil? Ella no es nadie.

-Ella… simplemente… es ella.

Zelran se quedó pensativo, no era la primera vez que Kurus le decía esa frase. No era la primera vez que ambos discutían acerca de una mujer. Pero algo en su mirada le confirmaba que se trataba de algo más complicado de lo que aparentaba ser.

-Esa ella, debo ser yo- aportó Organa lanzando una avalancha de aura hacia los soldados- Y, por si aún no lo tienes claro, soy Organa Mirten, la descendiente Nahora.

Zelran se quedó inmóvil, casi sin aliento.

-No puede ser… ella… ella es…

Miembro
19 dias 23 horas

Zelran se perdió en los ojos de Organa, traslandandose a un tiempo mejor, donde Organa no existía y la aldea de Nahora disfrutaba de una paz que empezaba a mermar por la atención del mago.

Miembro
19 dias 22 horas

– Zelran, me voy casar – dijo Sahna.

Miembro
19 dias 2 horas

Las palabras que prosiguieron a aquella frase se convirtieron en susurros lejanos a los que no les prestaba la menor atención. Él estaba fijo en su sonrisa, tan perfecta y pura que contrastaba con el color vivo de sus labios, tan dulces y delicados. Estaba feliz, inmensamente feliz mientras él notaba que su corazón dejaba de latir y su respiración se detenía durante un instante demasiado largo. Dolor, eso era lo que iba a sentir cuando volviera a respirar y su corazón emitiera el más mínimo latido.

No podía quedarse allí, no podía ver que era feliz junto a otro hombre. Tenía que abandonar la tribu, para olvidarla, para dejar de sentir aquel dolor.

Se marchó el mismo día de la boda, la vio de lejos con la piel de un lobo blanco resguardándola del frío, con pequeñas flores en su pelo. Ella se giró un instante, mirándolo fijamente a los ojos, mientras él, inconscientemente grababa en su memoria sus preciosos ojos grises.

Miembro
18 dias 23 horas

El Capitán parecía lo suficiente distraído como para que Organa se acercara lo máximo a él sin que este se percatara. Clavando sus ojos grises en los de Zelran, desafiando con la mirada al experto guerrero.

Kurus fue a frenarla, pero se percató en la manera en que la miraba él, con añoranza y debilidad. Zelran había dejado de ver a Organa, ahora la veía como el mismo reflejo de Sahna.

-Back Tempus- susurró Kurus.

Todo quedó inmóvil, como si el tiempo se hubiera detenido. Kurus llamó a Zelran.

-Vayamos a otro sitio, esto no va a acabar hoy aquí.

Ambos salieron de la taberna y el tiempo volvió a la normalidad. Organa miró hacia todos lados.

-Ese maldito bastardo nos ha embrujado y se lo ha llevado. Ha secuestrado a Kurus. Lo encontraré y lo mataré.

Miembro
17 dias 19 horas

Kurus estaba sudando como nunca.
No tenia nada que ver con el cambio de estación, sino con la amenazadora fortaleza.
Trataba de olvidar el lugar donde estaban, pero era inútil.
Quería escapar.
Un miedo irracional obligaba a cualquier vengador a retirarse.

Por eso en muy pocas ocasiones la ciudadela era atacada, y de esas pocas jamás llegaban a la puerta negra del castillo. Eran asesinados antes de tocarla.

Y eso era el principio, ya que nadie sabia que había en el interior del castillo.

Por eso el mago se vale de personas de negro corazón para soportar las artes oscuras que el lleva a cabo.

La ignorancia es para el mago como la ambrosía para los dioses.
Una sustancia deliciosa que puede moldear a su antojo, esperando que madure cuando el lo decida y darle su verdad del mundo.
La palabra del Mago.
Su forma de ver el mundo.
Un Mundo que puede manipular a su debido tiempo y con los medios necesarios.

Solo una voluntad de hierro podría desafiar esas convicciones.

Miembro
17 dias 19 horas

Tocar la puerta.

Cada vez que Kurus veía el imponente castillo la sensación regresaba.

– Kurus, ¿ estas bien ? – pregunto Zelran.

– Si, estoy bien. Es difícil – dijo el maestro desafiando al castillo con la mirada y regresando a su amigo – . ¿ Quieres respuestas ? Compartiremos la información en este lugar donde cualquier persona pueda vernos. Así Organa no malentiende las cosas.

Miembro
17 dias 19 horas

Kurus y Zelran habían elegido un lugar no muy alejado del bar donde estaban con Organa, por lo que ella casi se choca con un árbol cuando los encontró hablando tranquilamente.
Lo que se le ocurrió fue esconderse y vigilarlos por si algo malo ocurría.

Miembro
17 dias 5 horas

– ¿ Como puedes soportar este infierno, Zelran ? – pregunto el maestro.

– Te terminas acostumbrando. Mientras no trates de acercarte a la puerta todo ira bien. A menos que el mismo te llame y podrás entrar a gusto al castillo.
No es difícil entrar a la ciudadela, pero en cuanto reveles tu propósito de querer acercarte al castillo el aire cambia tornándose irrespirable de un aura viciosa color violeta.
Mas te acerques a la puerta mas fuerte te afectara animicamente.

Miembro
17 dias 5 horas

– Ahora pregunta tu – dijo el maestro.

– Esa chiquilla, ¿ es Sahna ?

– No, no es Shana. Se trata de su hija, Organa.

– ¿ Su hija ?

– Hace muy poco tiempo que lo se.
Primero tu te fuiste de la villa, después yo también me fui. El único que se quedo fue Toha.
Con mi hermano somos muy diferentes, yo no podría haberme quedado entre su gente tan enroscada en lo suyo.
Necesitaba vivir, y fue el conocimiento del aura lo que me llevo a dejar la villa completamente.

Miembro
15 dias 1 hora

-Entonces, ambos nos fuimos por el mismo motivo- Zelran bajó la mirada hacia el suelo- Yo todavía recuerdo la última vez que la vi, fue el día de su boda. Se le veía tan feliz… sin mí.

-Aquellas flores… El pelaje del lobo blanco… contrastaban tanto con su pelo negro… Cómo olvidar aquella sonrisa tan pura, tan llena de vida y con tantas ganas de formar una familia. Yo quería eso, lo quería con ella. Nunca volví a pensar en ello después de aquella boda.

-Eso era lo más doloroso, amigo. Ella era completamente feliz sin mí.

-Y sin mí. Me marché unos meses más tarde, después de que mi hermano me diera la feliz noticia de que iba a ser padre. Tomé rumbo a la Montaña Verus, dónde contaban que estaban los legendarios maestros del aura. Tardé casi dos años en volver a la aldea, cuando recibí una misiva preocupante. Cuando llegué casi todo era fuego, gritos, dolor y muerte; y yo hice lo que pude por salvarlos, pero no controlaba el aura aún lo suficiente y les fallé.

Miembro
15 dias 1 hora

-¿Entonces ella?- le preguntó Zelran realmente preocupado

-Ella vive Zelran, pero tampoco es la misma. Ni siquiera creo que sea ya ella. Utilicé un hechizo que convirtió a algunos de ellos en lobos.

-Lobos…

-Esa manada ha sobrevivido a los años protegiéndose los unos a los otros, aunque he percatado que faltan varios. No consigo averiguar si porque han muerto o porque perdieron la poca humanidad que pueden tener. No conseguí averiguar el contrahechizo en todos estos años, tampoco los encontraba a ellos. Me resguardé en la fortaleza para terminar de controlar el aura, batallé en alguna guerra ya olvidada y me recluí para expiar mis culpas, aunque nunca lo logré.

-¿Por qué la chica no es uno de ellos? ¿Y Toha?

-Yo no la conocía y no estaba con Sahna, debió ocultarla muy bien para que no le hicieran daño. No le lancé el hechizo y eso pudo matarla, aunque por suerte no lo hizo. Toha estaba luchando, intentando savarlos…

Miembro
15 dias 1 hora

-…Cayó inconsciente, lo dieron por muerto y yo, me lo llevé a la fortaleza. Cuando despertó se marchó para buscarlos a todos y, hasta hace tres años, no volví a verlo después de aquello.

Organa escuchaba el relato que poco difería de lo que le habían contado Kurus y Toha acerca de su pasado. Lo que le inquietaba es que se la contara a él, su enemigo. Pasó por alto el hecho de que ambos habían afirmado amar a Sahna en su pasado, el motivo de su partida e incluso, que Zelran fue miembro de aquella tribu alguna vez.

-La vida tiene maneras muy crueles de castigarnos Kurus. A mí me encontraron los soldados del Rey, quisieron matarme, pero les ofrecí mis servicios. Durante tres años entrené sin importar el dolor que causara aquellos ejercicios, la tortura era una manera de hacernos más fuertes y sanguinarios. Recuerdo escuchar una vaga conversación acerca del arrasamiento de una tribu, pero nunca pensé que se tratara de la nuestra…

Miembro
15 dias 56 minutos

-… Nunca habría soportado el dolor de pensar que ella estuviera muerta. Me convertí en su mejor hombre sólo para vengarme de aquella vez que me quiso muerto. Pero para él nunca nada es lo suficientemente bueno. Lleva ordenando la muerte de Organa durante tres años, la muerte de una niña estúpida, simplemente porque es una niña.

-Nunca te degradó, ¿verdad?

-No. Pensé que era un buen modo de atraerla, de que sintiera que ahora sería más fácil matarme. Sería lo suficientemente estúpida como para venir a buscarme. Tiene la misma ansia de venganza que él.

-Nunca aprendió a perdonar Zelran, vivió su vida entre lobos, los cuales no hayan perdido su esencia gracias a ella, pero insistirá en matarte, en matar al Rey. Insistirá en arrasar esta ciudadela tal cual ellos arrasaron su hogar. Y ¿para qué? No sabemos cómo devolverle a su madre. Es lo suficiente adulta como para no necesitar a su padre, hace tiempo que a pesar de ser una niña, no lo es.

Miembro
15 dias 49 minutos

-Sabes que morirá. Sabes perfectamente que el Rey no abandonará su búsqueda. Sea como sea, la matará. Kurus… no… no hay manera de quitarle la diana de su espalda- Decía nervioso Zelran.

-Lo sé. Por eso necesito tu ayuda. Necesita tu protección. Por eso no he dejado que te matara hoy Zelran. Si el Rey la encuentra y la atrapa, le dará una muerte lenta y atormentosa. Necesito que si ese día llega, tengas el valor de matarla con el mínimo dolor.

-Kurus… yo… no… no puedo. Es la hija de Sahna. Yo no puedo hacerle eso a ella.

-Zelran, prométeme que la matarás. ¡Promételo!

Organa se quedó sin aliento. No podía estar escuchando aquello. Su maestro, su tío, su sangre, pidiendo su muerte. La ira se encendió en el pecho de la joven. Sin pensar, por instinto, cogió su daga y con ayuda del aura lo lanzó con todas sus fuerzas hacia Kurus, alcanzándole en el cuello.

Miembro
13 dias 20 horas

– Lobo al fin – dijo el maestro mientras la sangre caía a borbotones.

– ¡ No ! – grito Organa acercándose al maestro – . ¡ No, por favor, no !

– No dejes que tu instinto te domine. ¡ Ahora deja de sentir pena y abre esa puerta ! – dijo el maestro como pudo antes que se le cerrara la garganta.

– ¡ No hables ! ¡ No hables mas ! – pidió Organa con insistencia, pero el maestro solo dijo una palabra antes de morir.

” Inhala ondo ”

Zelran creyó que Organa se derrumbaría, pero agarro una de las tiras que usaba arreglarse el cabello y se vendo los ojos.

– Escuche todo. Voy a entrar – dijo la guerrera señalandole a Zelran la varita que antiguamente había pertenecido a Claxius – . No intentes detenerme. Yo los voy a vengar.

Zelran esta paralizado por todo lo sucedido, apenas pudo asentir sobre la declaración de guerra de Organa.

Y como ultimo deseo la guerrera le pidió que la orientara hasta la puerta.

El aura violeta comenzó a manifestarse en la ultima marcha de

Miembro
13 dias 20 horas

la guerrera, quedando el capitán muy atrás.

Pero la resolución de la vengadora era tan fuerte que no le afectaba el aura asesina.

Y finalmente, Organa toco la puerta buscando la manija.

Cuando abrió la puerta, un grito se escucho del interior replicándose en toda la ciudadela.

Tal grito desgarrador provoco grietas en las aldeas, revelando su ubicación.

Pero Organa no lo supo. Ella había entrado al castillo.

Miembro
13 dias 20 horas

Y lo primero que vio al sacarse la venda le heló la sangre, porque encadenado y con una postura humillada vio al Gran Lobo Galvan, la bestia del Averno que había pretendido robar el aura de la guerrera y de Claxius por medio de los caraconos.

Miembro
11 dias 23 horas

– De todos los lugares habidos por haber me termino encontrando contigo – hablo Galvan mirando a la vengadora con curiosidad.

– ¿ Me conoces ? ¿ De donde ? – pregunto Organa a la defensiva sacando la varita y comenzando a conjurar aura.

– Eres el alimento que me fue negado en el Averno, pero al menos tus hombres saciaron 1/4 del hambre que tenia.
Se puede decir que hubo un intercambio igualitario, ¿ o no ?
Esa varita vale el sacrificio.

Organa trago saliva.
Solo los caraconos tenían conocimiento de la varita y tuvo miedo de solo pensar que había alguien arriba de ellos.
Y estaba frente a ella.

Miembro
11 dias 23 horas

– Pero ahora eres prisionero del mago – dijo Organa llevando a Galvan al hoy – . Eres la muestra que necesitaba para saber que cada vez que me vaya adentrando al castillo me encontrare con lo inimaginable.

Miembro
11 dias 23 horas

– Suerte, la necesitaras – dijo Galvan.

Miembro
9 dias 23 horas

La criatura desapareció sin más junto con la varita. Organan comenzó a mirar de un lado para otro, observando hasta el más mínimo detalle que la rodeaba. ¿Por qué aquella criatura había desaparecido?

-No debiste entrar, por mucho que él insistiera deberías haber tomado el rumbo contrario- Organa se giró y encontró a Zelran frente a ella.

-¡Tú! ¡Tú eres el auténtico culpable de todo esto!- las lágrimas resbalaban continuamente por sus mejillas- Ha sido un accidente, yo…yo no… no quería.

-En realidad sí. Tu irá reveló un deseo muy profundo, te sentiste traicionada y solo sabes responder con violencia, con venganza. Así que en vez de centrarte en mí, tu primer adversario y enemigo, te fuiste a por él, porque consideraste que su traición era mucho más ofensiva que la mía y, por tanto, era mucho más dolorosa. Lo que no sabías era que esa ira se apagaría y llegaría el arrepentimiento y los remordimientos, porque lo querías más que lo odiabas.

Miembro
9 dias 23 horas

-¡Cállate! ¡No quiero escuchar nada que salga por tu asquerosa boca!

-Mi asquerosa boca solo te dice la verdad. Te puede adelantar todos esos sentimientos que se te presentarán después de hacer aquellos actos que son movidos por el rencor. Al fin y al cabo Organa, no somos tan distintos. Tú podrías ser mucho mejor que yo.

-No quiero nada tuyo.

-Es una pena, yo no quiero cumplir la palabra que le di a mi amigo. Pero si sigues adentrándote en este castillo, te tendré que matar.

Miembro
7 dias 18 horas

A través de estas notas uno ha podido sumergirse en un mundo en el cual 7 aldeas son acechadas por un poder oculto que respira en la ciudadela.

¿ Quien es ese mago del que todos hablan y que al verlo uno cae en desgracia ?

¿ Por que no ha hecho acto de presencia aun cuando la guerrera abrió la puerta negra, que a su vez revelo la ubicación de las aldeas ?

¿ Por que debería temer el mago a una simple niña cuando Galvan ha sido tomado como prisionero con tanta facilidad ?

Miembro
6 dias 19 horas

Cada una de esas preguntas tendrá respuesta, pero ahora el Averno comenzara a tomar protagonismo al haber quedado sin su guardián.

Como se relato en el entrenamiento de Kurus, este creo una ilusión que termino abriendo la entrada al Averno.

Y esto es porque de lo extenso que es el Averno solo hay una forma de llegar a el, siendo aquí donde hace aparición el aura.

Si uno practica con fuerzas que uno no conoce del todo es posible que se pierda en Algo Mas.

En este caso el Averno es ese Algo Mas

Que la suerte estuviera del lado de Organa y Claxius al haberse encontrado con los caraconos fue pura casualidad, porque habitan también otras criaturas que hubieran sido una lenta agonía para las guerreras.

Pero Galvan las mantenía a raya, impidiendo que se acercaran a la entrada del Averno.

El inconfundible olor del Gran Lobo ha desaparecido y con ello las criaturas pronto notaran su ausencia, comenzando una guerra civil hasta encontrar a su nuevo guardián.

Miembro
3 dias 21 horas

En la sala del trono el fuego de las antorchas desaparece, dejando toda la estancia en una completa oscuridad. Los soldados del Rey pronto se ponen en posición de defensa rodeando a su monarca.

“Ya no soy tu prisionero, ya no me tendrás atado” se escuchaba en un murmullo. La sala empezaba a enfriarse rápidamente, como si la temperatura del exterior traspasara las gruesas piedras que conformaban los muros de aquella sala tan sombría. El Rey buscaba con ansia a la criatura que lo estaba amenazando.

-¡Buscad al mago! ¡Traedlo! ¡¡Rápido!!- gritaba las órdenes el Rey.

-No necesitáis un mago, necesitáis saldar tu deuda, necio mortal- Apareció Galvan ante todos ellos.

-Volverás a ser mi prisionero, no te temo.

-No seré yo el que os mate, lo sabéis muy bien. Ella no tardará en llegar, conocéis vuestro destino tanto como yo conozco el mío.

-Ella morirá antes de llegar aquí, todo está preparado para que no llegue.

-Y, sin embargo, vuestra primera muralla ya ha caído.

Miembro
2 dias 17 horas

– ¿ Nuestra primera muralla ?

– Claro, olvidaba que no están al tanto de lo que está pasando en la primera planta.
La verdad es un tanto escabroso como trabaja la mente del mago.

– ¿ De que estas hablando, bestia ?

– Te haces el cocorito cuando están encerrados como ratas por la causa de una simple niña. Pero no esta en mi castigarlos a ustedes, hombres de la superficie.
Es difícil poder materializarme ante ustedes, por esa razón aparezco y desaparezco.
Pero solo una fuerza que trasciende lo material es capaz de arrancarme del Averno y colocarme estas cadenas imposibles de romper.

Miembro
2 dias 16 horas

– Habla – le pidió el rey a Galvan.

– La guerrera ha logrado entrar a la fortaleza.
No hubo fuerza que pudiera detenerla y abrió la puerta negra.

wpDiscuz